El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en Nueva York, durante el estreno en Broadway de la obra ‘Come From Away’. Foto: Facebook

El plan de Donald Trump para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podría afectar los empleos de Estados Unidos, advirtió el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en una entrevista exclusiva concedida en las últimas horas a NBC News. El presidente estadounidense ha comenzado a moverse para renegociar lo que considera el “peor acuerdo comercial jamás aprobado en este país”. Sin embargo, Trudeau sostiene que el acuerdo firmado en 1993 ha “llevado muchos buenos trabajos a mucha gente en ambos lados de la frontera”.

Trudeau habló con Tom Brokaw de NBC News en el lanzamiento en Nueva York de Come From Away, un musical de Broadway sobre amistades internacionales y el impacto transfronterizo del 11-S. Cuenta la historia de los 38 vuelos internacionales obligados a aterrizar en Gander, Newfoundland, cuando el espacio aéreo estadounidense fue cerrado tras los ataques de Al Qaeda en 2001. Trudeau afirmó que su mensaje a la nueva administración Trump es que “los buenos empleos, la clase media, suceden a ambos lados de la frontera debido a la estrecha relación” entre los vecinos.

El primer ministro canadiense quiso relativizar las palabras de su homólogo estadounidense y recordó que a lo largo de sus veinte años de vigencia, el acuerdo ha estado permanentemente sometido a ajustes, cambios y mejores. “El TLCAN ha sido mejorado una docena de veces en los últimos 20 años”, afirmó. Trudeau se refirió directamente a Trump y recalcó que “siempre hay oportunidades de hablar sobre cómo podemos mejorarlo, el acuerdo ha supuesto la creación de muchos buenos trabajos para un montón de gente en ambos lados de la frontera y yo le tomo la palabra cuando habla de hacer algunos ajustes. Porque eso es lo que siempre hemos estado dispuestos  a hacer”.

Trudeau agregó: “Tenemos piezas de automóviles cruzando la frontera seis veces antes de que terminen en un producto final, usted tiene más de 2.000 millones de dólares al día que van y vienen, así que asegúrese de que la frontera es segura pero al mismo tiempo sea flexible en el flujo de bienes y personas porque es esencial para los buenos puestos de trabajo en ambos lados de la frontera”, señaló.

El presidente Trump ha prometido retirarse del TLCAN, que entró en vigor en 1994 e incluye a Canadá y México, si no puede renegociarlo para beneficiar a los intereses estadounidenses. A los pocos días de llegar a la Casa Blanca firmó una orden ejecutiva para retirar a su país de la Asociación Transpacífica y adelantó que renegociaría el TLCAN “en el momento apropiado”. La Cámara de Comercio de los Estados Unidos dice que el país realiza cada día más de 3.000 millones de dólares de comercio con sus vecinos norteamericanos. El TLCAN genera ingresos por exportaciones por valor de 36,000 dólares para cada trabajador de una fábrica estadounidense, sostiene.

Un estudio publicado por el Centro de Investigación Automotriz en enero sugirió que la retirada del TLCAN o la implementación de aranceles punitivos podría causar la pérdida de 31.000 empleos en Estados Unidos. Trump ha calificado el acuerdo de “unilateral”, citando un “déficit comercial de 60.000 millones de dólares con México”. Durante el primer viaje oficial realizado a Estados Unidos el pasado mes, el líder canadiense afirmó que “estaremos de acuerdo en no estar de acuerdo con ciertas cosas”.