Qué esperar de la entrada del nuevo Tratado de Libre Comercio en América del Norte

El Tratado entre México, los Estados Unidos y Canadá, T-MEC, entrará en vigor el próximo 1 de julio y será el inicio de una nueva era comercial en América del Norte.

Trado de Libre Comercio
El nuevo tratado rescata temas muy importantes en la relación multilateral, en particular, la movilidad de personas involucradas en el comercio e intercambio de bienes y servicios. Foto: Karim MANJRA en Unsplash

Con la entrada en vigor del nuevo tratado de libre comercio podemos esperar que la migración de negocios a Canadá continuará en ascenso debido la importancia de la relación comercial de la región, además de que su sistema migratorio cuenta con un programa especial para fomentar el desarrollo económico y el cumplimiento de los compromisos internacionales adoptados por el gobierno canadiense.

El Tratado entre México, los Estados Unidos y Canadá, T-MEC entrará en vigor el 1 de julio y será el inicio de una nueva era comercial en América del Norte.

Entre las nuevas reglas de libre comercio regional destaca que la vigencia del acuerdo ya no será indefinida como su antecesor y la actualización de cinco áreas fundamentales:

  1. Reglas de origen para la producción de automóviles
  2. Producción agrícola, incluyendo productos lácteos
  3.  Adaptación de un marco regulatorio en materia de propiedad intelectual
  4. Comercio electrónico
  5. Nuevos mecanismos de solución de controversias.

Por otra parte, el T-MEC rescata temas muy importantes en la relación multilateral, en particular, la movilidad de personas involucradas en el comercio e intercambio de bienes y servicios, en otras palabras, migración de negocios.

Por ejemplo, de acuerdo a la Embajada de Canadá en México, el comercio y la inversión entre ambos países sigue creciendo constantemente, ya que en 2019 el comercio de mercancías bidireccional fue superior a $ 44 mil millones de dólares, lo que coloca a México como tercer socio de Canadá. Por otra parte, de acuerdo a la Provincia de Ontario, las importaciones de productos mexicanos superaron los 20 mil millones de dólares únicamente en dicha provincia. Lo anterior es una muestra de la importancia y dinamismo en la relación.


Artículo relacionado: Las nuevas Disposiciones para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte


Para Canadá la migración de negocios se ha convertido en un elemento fundamental en su desarrollo económico, tanto federal y provincial; ejemplo de ello es que en 1983 se creó la categoría de emprendedor y en 1986 la categoría de inversionista para alentar a personas de negocios a solicitar residencia permanente. En 2002, con la entrada en vigor de Immigration and Refugee Protection Act, ley vigente en materia migratoria, Canadá definió que el desarrollo económico del país, así como el cumplimiento de compromisos internacionales, eran principios rectores de su política migratoria. Por tal motivo ha creado el Programa de Movilidad Internacional, IMP.

Este programa busca facilitar la entrada temporal de personas de negocios de los socios comerciales más importantes de Canadá y responder a los compromisos adoptados por Canadá en los diferentes Tratados de Libre Comercio que ha celebrado de manera regional y bilateral, incluyendo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (inicialmente denominado NAFTA y próximamente T-MEC).

Programa de Movilidad Internacional, IMP, define diferentes categorías de personas de negocios, entre ellas:

  • a) visitantes de negocio
  • b) profesionales
  • c) personas transferidas entre empresas o compañías
  • d) comerciantes-inversionistas

Bajo este esquema, las personas de negocios tienen la posibilidad de ingresar y permanecer en territorio canadiense de manera más ágil y reduciendo los requisitos para obtener autorización de las autoridades migratorias para realizar actividades relacionadas con comercio en inversión, incluida la posibilidad de trabajar.

Algunas de las ventajas más importantes de este programa son que el candidato no requiere de una opinión de impacto laboral, LMIA para iniciar el proceso migratorio y que el trámite se puede hacer de manera personal al momento de llegar a un puerto de entrada en Canadá.

El programa de movilidad internacional, IMP, no es exclusivo para solicitantes de la región de América del Norte; es extensivo para candidatos cuyo origen sea alguno de los países con los que Canadá tenga algún tratado o convenio; por ejemplo: Chile, Perú, Colombia, Corea y la Unión Europea. Desde el 30 de diciembre de 2018 también incluye a la Alianza del Pacífico, CPTPP, que es uno tratados de libre de comercio más grande del mundo, pues comprende a Australia, Brunei, Japón, Malasia, México, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam en quince sectores clave para Canadá, mismos que van desde agricultura, industria automotriz, comercio electrónico y propiedad intelectual.

Por ello, podemos esperar que la migración de negocios en Canadá seguirá en ascenso con la entrada en vigor del nuevo tratado de libre comercio porque el programa de movilidad internacional, IMP, es uno de los mecanismos adoptados por el gobierno canadiense para atraer inversión y talento internacional para ayudar al desarrollo económico nacional y regional, además de responder a las obligaciones internacionales con sus socios comerciales.

Guillermo Cruz Rico
Guillermo Cruz Rico es abogado, asesor legal y emprendedor, facultado para practicar derecho en Canadá y México. Su experiencia profesional incluye el servicio público, el ejercicio libre de la profesión y la docencia. Ha fungido como abogado litigante defendiendo clientes en México, así como ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington, D.C. Entre 2006 y 2012 se desempeñó como asesor de Greenspan Partners, una de las firmas especializadas en derecho penal más prestigiosas de Canadá; en 2007 fundó Cruz Herrera Ltd., primera firma de consultoría especializada en derecho mexicano en Toronto; en 2012 fue elegido para asesorar a la oficina del Procurador General de Canadá en relación al Tratado de Libre Comercio de América del Norte y al sistema jurídico mexicano, y desde 2014 es director general de MC Law Office, primera firma de abogados especializada en servir a clientes mexicanos en Toronto y canadienses en México. Ha sido expositor y conferencista en Canadá y en México, ha escrito artículos sobre los temas más relevantes en la relación binacional, y ha sido entrevistado en algunos de los medios más importantes de ambos países. Desde 2016 es presidente de Mexico Business Club.