Nuit Blanche 2019: Más de 300 artistas, preparados para iluminar Toronto

La Nuit Blanche regresa este fin de semana a Toronto con cerca de 90 proyectos de más de 300 creadores, que llenarán las calles, museos, galerías y espacios públicos de la ciudad con todo tipo de propuestas artísticas, gratis, desde la puesta de sol hasta el amanecer.

Toronto acoge este sábado por la noche una nueva edición de la Nuit Blanche (Noche Blanca, o Noche en Blanco), el gran evento anual en el que la ciudad se transforma en una gran galería de arte (gratis), desde la puesta de sol hasta el amanecer.

Bajo el tema general Continuum, este año participan más de 300 creadores con cerca de 90 proyectos en nueve barrios, incluyendo exposiciones presentadas por el Ayuntamiento, trabajos de artistas independientes, y muestras en asociaciones vecinales, museos, galerías de arte, hoteles y espacios públicos al aire libre. La Nuit Blanche 2019 coincide, además, con la primera edición de la Bienal de Arte de Toronto.

Entre lo más relevante de este año figura la instalación Lunar Garden, de Daniel Arsham, inspirada en el jardín zen japonés, y que combina arquitectura “reimaginada”, arena, escultura y luz, para crear “un mundo de arqueología ficticia”. La obra incluye una reproducción iluminada de la Luna y música de la cantantautora de Toronto Charlotte Day.

‘Lunar Garden’, de Daniel Arsham.

Destacan asimismo los proyectos especiales Nucleus, de Nathan Whitford, un orbe iluminado que responde a la energía y la presencia de los transeúntes, con pulsos brillantes de luz y sonido que representan el ciclo de la vida; Transformation, de Fezz Stenton y Daniel Lanois, una exposición inmersiva y multisensorial que da vida a la belleza de la naturaleza dentro del atrio del MaRS, con énfasis en la necesidad urgente de proteger el planeta; o On Thin Ice, de Ghost Atelier, un fragmento de “hielo roto” de 7,5 metros en la plaza Yonge-Dundas, como un recordatorio masivo de los efectos del cambio climático.

‘Transformation’, de Fezz Stenton y Daniel Lanois.

Peace to the Past, Reach for the Future, de Esmaa Mohamoud y Bryan Espiritu, rinde homenaje, por su parte, a los flamantes campeones de la NBA, con una escultura de 5,5 metros que honra, además, el pasado de los Raptors, en el 25 aniversario de su fundación. Chasing Red , del artista de ascendencia anishinaabe Bekah Brown, es una instalación de luz dinámica que representa la aurora boreal en la pasarela del Eaton Centre en Queen Street. Life of the Earth, de Director X, supone la vuelta a la Nuit Blanche del artista que atrajo multitudes al evento en 2016 con su Death of the Sun. Y Ephemeral Artifacts, de Anandam Dancetheatre y Brandy Leary, es una instalación sonora y escultórica que ofrece la experiencia de ralentizar el tiempo, el espacio y los sentidos, con un homenaje a “los cuerpos danzantes de Scarborough”.

‘Peace to the Past, Reach for the Future’, de Esmaa Mohamoud y Bryan Espiritu.

Unearthed, de la cineasta indígena Lisa Jackson, presenta en la Art Gallery of Ontario una instalación inmersiva en tres partes, filmada en una sola toma ante una audiencia en vivo, con el colapso ambiental también como protagonista. Detritus, de Jonathan Schipper, es una instalación escultórica a base de objetos creados con sal mediante una impresa 3D. Por último, en Water Shrine, Camille Jodoin-Eng emplea instrumentos ópticos para crear una atmósfera de luz y agua similar a un santuario en el estanque de la plaza Albert Campbell.

‘Detritus’, de Jonathan Schipper.