La comunidad latina se moviliza por los niños que huyen de la violencia en Centroamérica

Varias organizaciones hispano-latinas organizan este sábado en Toronto un evento de recogida de fondos para la campaña ‘Children On The Run’ de Naciones Unidas, destinada a prestar asistencia al número cada vez mayor de menores centroamericanos (especialmente, de El Salvador, Guatemala y Honduras) que se ven obligados a huir y emigrar hacia el norte, a menudo solos, ante la asfixiante situación de violencia existente en sus países de origen.

Imagen de la campaña ‘Children On The Run’ de Naciones Unidas.

Miles de familias lo han dejado todo y han huido desde los países del norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras), para dejar atrás la situación de violencia extrema que provocan, especialmente, las pandillas callejeras. Según datos de Naciones Unidas, el número de personas que huyen de Centroamérica para salvar sus vidas ha aumentado en diez veces en los últimos cinco años.

En medio de esta crisis están los niños, quienes con frecuencia han presenciado horribles actos de violencia y han tenido que enfrentarse a riesgos extremos. En algunos casos, los menores, jóvenes y adolescentes, se ven forzados a huir solos. Han perdido sus infancias, y no saben adónde acudir para pedir ayuda.

El ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está haciendo todo lo posible para responder a esta creciente emergencia y proteger a estos niños y a sus familias, pero el enorme número de personas necesitadas está aumentando y supera con creces los recursos disponibles. Por ello, la organización ha lanzado la campaña Children On The Run (Niñez que huye, o Niños en fuga), con el objetivo de hacer un llamiento a donantes y al público para que se unan en la respuesta a esta urgente, si bien silenciosa, crisis y llegar a recaudar 26,6 millones de dólares (estadounidenses).

En Toronto, una coalición de organizaciones hispanas, en la que participa el Consejo Canadiense para la Herencia Hispana (HCHC), el Congreso Hispano Canadiense (CHC), el Centro para Gente de Habla Hispana (CSPP), otros miembros de la comunidad y el propio ACNUR, organizan este sábado un evento de recaudación de fondos para esta campaña, que incluye actuaciones musicales, exhibiciones de arte, comida y bebida, rifas, etc.

¿Cómo ayuda esta campaña a los niños atrapados por la violencia?

Actualmente el ACNUR trabaja con sus socios y las ONG para proporcionar albergue y protección a las familias que huyen, incluyendo asistencia monetaria, alojamiento temporal y asistencia jurídica. Tal y como informa la propia agencia de Naciones Unidas, la campaña está estructurada en torno varios objetivos fundamentales:

  • Un lugar donde volver. Mejoramiento de las instituciones de bienestar social para mujeres y niños en los países de origen.
  • Cuidar a los niños. Monitoreo fronterizo para identificar casos vulnerables de alto riesgo y darles la ayuda que necesitan.
  • Darles cabida a todos. Aumentar la capacidad de los albergues para satisfacer las crecientes necesidades.
  • Volver a la escuela. Programas de educación para niños desplazados que han sido forzados a dejar los estudios.
  • Asesoría confiable. Información, asistencia jurídica y representación en toda la red de socios locales.
  • Un lugar donde descansar. Mejorar y ampliar los albergues de corto y largo plazo.
  • Recuperación con dignidad. Casas seguras para sobrevivientes de violencia sexual y de género.
  • Donde los niños puedan ser niños. Espacios seguros para niños, y centros comunitarios que garanticen que los niños y niñas estén protegidos contra todas las formas de abuso y explotación.
  • Sensación de normalidad. Aumento de la asistencia en dinero en efectivo para que los refugiados puedan comprar independientemente lo que necesitan.
  • Una nueva casa. Apoyar las oportunidades de integración local y reasentamiento.

Los datos

  • 156%. Aumento de las solicitudes de asilo en México de ciudadanos de los países del Norte de Centroamérica (NCA) en 2016, respecto a 2015. El aumento de las solicitudes de asilo presentadas por niños y niñas no acompañados de países del NCA fue del 65% (138 en 2015 y 229 en 2016). Si comparado con 2013 (55 solicitudes) el aumento fue del 416%.
  • 58%. Porcentaje de los niños y niñas desplazados entrevistados para el informe Niños en Fuga (2014) que compartieron experiencias de cómo habían sido personalmente afectados por el aumento de la violencia en la región.
  • 175.000. Personas refugiadas y solicitantes de asilo con casos pendientes procedentes de países del NCA registrados a finales de 2016 en países de Centroamérica y América del Norte, comparado con 17.900 casos de finales de 2011 (17.903) – un aumento de 10 veces en tan solo 5 años.
  • 565%. Aumento de las solicitudes de asilo en Belice, Nicaragua, Costa Rica y Panamá por parte de ciudadanos de países del NCA en 2016, respecto a 2015.
  • 214.000. Ciudadanos de países del NCA deportados de EE UU y México a sus países de origen en 2016.
  • 733%. Aumento de las solicitudes de asilo en Canadá, Estados Unidos, México, Belice, Nicaragua, Costa Rica y Panamá presentadas por ciudadanos de países del NCA de 2011 a 2016.
  • 34.000. Número de niños y niñas deportados al NCA en 2016, 6% más que en 2015.
  • 49%. Porecentaje de los niños y niñas del NCA entrevistados (200) para el informe Arrancados de Raíz de 2014 que indicaron la violencia, incluyendo intimidaciones, amenazas e inseguridad, como causa de su salida.

(Fuente: ACNUR)