En la renegociación, México y Canadá han hecho equipo para enfrentar propuestas de Estados Unidos.

Para esta semana se prevé que Canadá se reincorpore a la negociación para modernizar el tratado, y se espera que el avance de este proceso dependa de la postura que tome sobre los temas que han estado revisando México y Estados Unidos por separado en las últimas dos semanas en Washington.

Hasta julio, todo el proceso de renegociación, que se inició en agosto del año pasado, se había dado de manera trilateral, pero las asimetrías económicas entre los tres países “obligaron a llevar conversaciones bilaterales”, explicó el viernes pasado Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y líder en el grupo empresarial que asesora al equipo negociador del gobierno mexicano del TLCAN.

Las últimas dos semana los gobiernos de México y Estados Unidos han trabajado para llegar a acuerdos, en temas difíciles. Se espera que esta semana Canadá se reincorpore a la negociación, detalló Castañón en conferencia de prensa, después de reunirse con Alfonso Romo, futuro jefe de la Oficina de Presidencia.

“Esperamos la incorporación de Canadá para tener un escenario de cierre una vez que se incorpore”, dijo Castañón. Los negociadores mexicanos y de Estados Unidos del TLCAN quieren que se llegue a un acuerdo final antes del 30 de agosto.

México y Canadá han hecho equipo para enfrentar propuestas de Estados Unidos, pero también hay otros temas en los que Canadá coincide con el gobierno estadounidense.

“El avance en la renegociación dependerá de qué tan flexible sea la postura de Canadá, frente a lo ya acordado entre México y Estados Unidos”, consideró por su parte José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

De acuerdo con Castañón, México ha estado informando a Canadá de los temas que se han tratado con Estados Unidos.

Diferencias y acuerdos

En la renegociación, México y Canadá han hecho equipo para enfrentar propuestas de Estados Unidos, pero también hay otros temas en los que Canadá coincide con el gobierno estadounidense.

Desde el inicio de la renegociación del TLCAN, el equipo de Estados Unidos ha buscado que México incremente sus salarios, pues considera que por las bajas remuneraciones que se ofrecen en territorio mexicano, no se tiene terreno parejo para competir por inversión para la producción. Industriales y sindicatos del sector automotriz canadiense coinciden con este objetivo de Estados Unidos,

Empresarios y gobierno mexicanos han defendido que se trata de un tema de política interna. Estados Unidos ha sido insistente, y puso en la mesa de negociación que la fabricación de autos entre los tres países sea en zonas de salarios iguales

En otros temas, Canadá ha hecho equipo con México, para decir no a la propuesta de Estados Unidos de eliminar del Tratado los capítulos que sirven para la defensa legal de gobiernos y empresas en caso de que un país aplique medidas que van en contra del libre comercio, refirió Arturo Ortiz, socio director de Bursamétrica.

México se ha apoyado en Canadá para que no se acepten medidas para facilitar la imposición de impuestos a los envíos mexicanos de frutas y verduras a territorio estadounidense.

El presidente de EU, Donald Trump, tuiteó el viernes que las negociaciones comerciales con Méxicovan “muy bien”, aunque criticó los aranceles que Canadá mantiene sobre las importaciones de EU, y advirtió que “habrá impuestos a los autos si no llegamos a un acuerdo”.