Desde enero del 2015, cuando se implementó el nuevo sistema de procesamiento para la clase económica, es decir el Express Entry, no es recomendable que las personas que estén con un puntaje límite hagan el trámite de inmigración por sí solos. La razón es porque el proceso es demasiado complicado y hay demasiados factores que se deben evaluar.

Una pregunta que me hacen con mucha frecuencia las personas que no tienen un puntaje suficientemente alto en el sistema de procesamiento, es qué pueden hacer para subir dicho puntaje. Pero la respuesta no es una respuesta única ya que se debe analizar cada perfil independientemente, se debe evaluar cada punto y cada factor, y se debe hacer un juego de factores y valores agregando estudios en Canadá, combinándolo con el trabajo, hasta que se llegue al puntaje necesario.

Para cada persona el puntaje es distinto, algunas sólo necesitan mejorar su nivel de inglés o francés, otras necesitan sólo un año de estudio post secundario, otras necesitas dos años, etc., y así sucesivamente hasta encontrar la combinación perfecta para llegar al puntaje requerido.

Esta semana llegó a mi oficina un señor que tomó un curso de un año y tuvo un año de permiso de trabajo post graduado. En los cálculos que él hizo al trazar su plan, no tomó en cuenta que, en esos dos años, mientras estudiaba y trabajaba, si bien recibía puntaje adicional por esto, también perdía puntos por su edad, por lo que todo el esfuerzo que hizo de venir a estudiar y trabajar a Canadá no le dio el resultado que esperaba.

Al hacer yo la evaluación, el debería haber estudiado un mínimo de dos años aquí en Canadá y trabajar también un mínimo de dos años para tener la posibilidad de ser invitado a presentar su solicitud para la residencia permanente.

En contraste con este señor, una joven que estudió durante dos años en Canadá y quien creía que debía trabajar también dos años, cuando se tomó en consideración su edad y su experiencia de trabajo y de estudios en su país de origen, llegó al puntaje necesario sin necesidad de trabajar, por lo que pudo iniciar el trámite de inmediato.

Aparte de los cálculos sobre la edad, nivel de estudio y de idioma de la persona, experiencia de trabajo, si tiene hermanos o no en Canadá, así como otros factores, también la persona se debe asegurar de elegir la institución educacional post secundaria adecuada. En Canadá hay dos tipos de instituciones que son designadas por el Gobierno que pueden traer estudiantes internacionales: las instituciones privadas y las instituciones públicas.

Pero existe una idea equivocada acerca de las escuelas designadas, porque el ser designadas sólo nos dice que son instituciones fidedignas y que el Gobierno las ha investigado y los estudiantes no se encontrarán con sorpresas al llegar a Canadá.

En el pasado hemos tenido estudiantes que obtuvieron su permiso de estudio, llegaron a Canadá y se encontraron con que las escuelas no existían o con que estas cerraron semanas después de haber iniciado los cursos.

Es por ello por lo que el Gobierno, al designar estas instituciones, está asegurándose de que tienen posibilidades de continuidad y de que no van a defraudar a los estudiantes internacionales.

Los estudiantes internacionales pueden trabajar mientras estudian, y pueden obtener una oferta de trabajo post graduado. Sus parejas pueden trabajar a tiempo completo durante el periodo que el estudiante está en la escuela, y puede obtener un permiso de trabajo abierto dependiendo del tipo de trabajo, y del nivel de trabajo que obtenga el estudiante internacional después de haber culminado sus estudios.

Los estudiantes internacionales pueden trabajar mientras estudian, y pueden obtener una oferta de trabajo post graduado

Pero hay que tener en cuenta que estos beneficios son sólo posibles si la escuela elegida por el estudiante es una escuela pública, que es la que recibe fondos del Gobierno. Escuelas privadas hay muy pocas de las cuales los estudiantes pueden trabajar y obtener un permiso de trabajo post graduado.

Recientemente hemos visto muchos casos de estudiantes internacionales que estudiaron en escuelas privadas y se encontraron con la sorpresa de que no podían sacar su permiso de trabajo post graduado, y tenían únicamente las opciones de comenzar de nuevo sus estudios en una institución pública o regresar a su país de origen después de haber gastado una cantidad enorme de dinero, ya que hay que recordar que los estudiantes internacionales pagan tres veces más que los residentes y los ciudadanos canadienses.

El número de estudiantes internacionales que se encuentran en Canadá en los últimos años es de casi medio millón, y la estimación de los beneficios que ellos traen a la economía canadiense es estimada en 15.000 millones de dólares anuales.

No es recomendable que las personas hagan su proceso sin asesoría, porque es una cuestión de conocimientos de los reglamentos, de práctica y de experiencia. Por ejemplo, en el caso del señor del que hablé anteriormente, él hizo sus cálculos correctamente pero no se dio cuenta de que después de dos años de estudiar y trabajar en Canadá perdería puntaje por la edad y por lo tanto de todas maneras no llegaría al puntaje requerido.

Cuando una persona habla con un profesional y cuando un profesional hace una evaluación, lo que se hace es que se prueban distintos escenarios del caso en sí, agregándole un año o dos de estudio, dos o tres años de trabajo, etc., deduciéndole el puntaje por la edad dado el aumento en edad que tendrá, entonces logramos hacer un balance entre los puntos que va perdiendo por la edad y los puntos que va recuperando por sus estudios o experiencia de trabajo en Canadá. Esto solo se puede hacer si uno maneja muy bien el puntaje dado por los reglamentos.

También ayuda muchísimo el tener un programa de computación especial que ayuda a hacer estos cálculos para encontrar la situación ideal para el cliente.

Hace un tiempo escribí una columna acerca de un joven que había terminado de estudiar en Canadá y que estaba trabajando en una ocupación que no era de las calificadas para poder hacer el trámite de la residencia permanente, y que por lo tanto estaba tratando de conseguir un trabajo calificado para después de haber trabajado un año poder iniciar su trámite migratorio.

Cuando nos sentamos a hacer la evaluación descubrimos que con los estudios y la experiencia de trabajo que él había tenido en su país de origen, más los años de estudio aquí en Canadá, ya tenía suficiente puntaje tanto para el programa de trabajadores calificados como también para el sistema de procesamiento Express Entry, por lo que no necesitaba trabajar en Canadá para solicitar la residencia permanente.

Y ese es otro punto muy importante. Elegimos la escuela correcta, tenemos la estrategia correcta, hemos estudiado y trabajado el tiempo correcto, pero siempre también tenemos que ver que la experiencia de trabajo en Canadá, si la necesitamos, tiene que ser dentro de una de las ocupaciones correctas, porque si no es así, el tiempo trabajado en Canadá no cuenta hacia la residencia permanente.

  • Últimos artículos
Vilma Filici Contributor
@ filici-palacio.com
Vilma Filici, presidenta de Filici Palacio Immigration Services, es profesora de leyes de inmigración y refugio en Seneca College Toronto, y asesora en materia de inmigración para diversas organizaciones comunitarias. Escribe sobre asuntos migratorios en varios medios hispanos de Toronto y es fuente de información para, entre otros, los diarios Toronto Star y Toronto Sun, y las emisoras Radio Canadá y CBC.
follow me