La ministra de RREE de Canadá Chrystia Freeland, el secretario de RREE de México Luis Videgaray y el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, posan para los fotógrafos luego de una reunión en Ciudad de México. Enero 2 de 2018.

La ministra de asunto exteriores canadiense Chrystia Freeland, y representante del país en las mesas de negociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, Chrystia Freeland, ha asegurado este viernes que sería “bueno” tener una resolución de las renegociaciones del acuerdo, ya que la incertidumbre no es adecuada para los negocios.

Los ministros de Exteriores de México, Luis Videgaray; de Canadá, Chrystia Freeland, y de EE.UU., Rex Tillerson, se reunieron en la Ciudad de México, para desarrollar líneas de acción que toquen los puntos clave de la cooperación trilateral y regional.

Videgaray mencionó que el gobierno mexicano tiene una perspectiva en la que el acuerdo sea resuelto en un esquema “ganar, ganar, ganar” para los países involucrados en el mismo.

Ante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, destacó que los tres países tienen mucho que ganar pese a que el acuerdo es complicado.


En conferencia de prensa, tras la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de América del Norte en la cancillería mexicana, Freeland aseguró que se busca cerrar la renegociación lo antes posible ante un escenario de incertidumbre.

“Nos gustaría poder hacer este acuerdo lo más rápido posible, la incertidumbre nunca es buena para la confianza en los negocios. Este es un acuerdo complicado, pero vamos a tomarnos el tiempo para poder hacerlo correctamente, estamos trabajando muy duro para poder hacerlo lo más rápido posible para poder tener un resultado óptimos para nuestros tres países”, mencionó la canciller de Canadá.

Videgaray enfatizó que una de las “prioridades” de los tres países es el combate a las organizaciones criminales, dado que se debe desarrollar una “visión estratégica mucho más eficaz”.

Acordaron dar un “especial énfasis” para atacar la “epidemia” de opioides y heroína en la región, un “flagelo” que cuesta vidas tanto en México -por la violencia que genera en el territorio-, como en sus vecinos del norte, por el consumo de estas drogas

Reconociendo una “responsabilidad compartida”, Videgaray confía que durante este año ya puedan verse “resultados medibles, concretos” en la materia gracias a la estrategia trilateral, basada en el desmantelamiento de las estructuras de negocio.

Venezuela salió a relucir en varias intervenciones de los ministros. Mientras que el secretario mexicano rechazó “permanecer indiferentes ante el deterioro sistemático de la situación”, Tillerson expresó su “preocupación” por la crisis humanitaria que vive el país.

En respuesta a una pregunta sobre si Estados Unidos apoyaría una intervención militar en Venezuela, Tillerson destacó que lo que debe hacer el presidente venezolano, Nicolás Maduro, es respetar la Constitución.

“Nos gustaría una transición pacifica en Venezuela (..) Nuestro punto de vista es que debe volver a cumplir la Constitución, esperamos que lo haga y trabajamos para que lo haga”, agregó.

Por otra parte, el jefe de la diplomacia estadounidense recomendó a México que “preste atención” a la posible injerencia rusa en el proceso electoral en el que se encuentra inmerso y que finalizará el 1 de julio, cuando se elegirá, entre otros cargos, al presidente del país.