Internet será un derecho básico en Canadá.

La Comisión de Radio y Televisión de Canadá ha decidido que todos los canadienses deben tener acceso a servicios de Internet móviles y domésticos con garantías y de clase mundial. Canadá es, por lo tanto, el primer país que declara el acceso a Internet de alta velocidad un derecho básico.

Hasta la fecha, los canadienses tenían derecho a un hogar, a poder comer, a vestir dignamente y a las llamadas telefónicas, el único servicio de telecomunicaciones que se consideraba un derecho básico. El objetivo es que para 2021, el 90% del territorio de Canadá tendrá conexiones a Internet de, al menos, 50 Mbps.

No será sencillo: debido a que en algunas regiones de Canadá las temperaturas pueden descender hasta los 40 grados bajo cero, la integración de los cables de telecomunicaciones a estas comunidades supondrá un verdadero desafío. Para hacer viable la creación de esta infraestructura el gobierno de Canadá ha reservado cerca de 750 millones de dólares.

La decisión respalda una petición de una nueva estrategia nacional de la CRTC y también de varios colectivos ciudadanos, como resultado de la consulta de la Comisión de Servicios Básicos de Telecomunicaciones. OpenMedia, una organización pro-internet de Vancouver, describió la decisión como “verdaderamente histórica”. La sentencia supone un cambio de juego para las comunidades rurales y aisladas de Canadá, donde el acceso a Internet no está disponible o no es asequible, debido a una brecha digital que mantiene a casi uno de cada cinco canadienses fuera de línea.

“Los canadienses pidieron acceso universal a Internet, apoyo a las comunidades rurales, velocidades de clase mundial, opciones de datos ilimitadas y garantías mínimas para la calidad de su Internet”, dijo Josh Tabish, director de campañas de OpenMedia. “Con esta sentencia, la CRTC finalmente ha escuchado a los canadienses y ha acordado que tanto el Internet residencial como móvil son un servicio básico requerido para la vida moderna, tan importante como el teléfono”.

El plan incluye nuevos objetivos de velocidad de red de 50 Mbps de velocidad de descarga y 10 Mbps de velocidad de subida, y la posibilidad de suscribirse a paquetes fijos de Internet con una opción de datos ilimitada. “Ahora que la CRTC ha hablado, necesitamos implicar al gobierno Trudeau para asegurar que esta esperanzadora visión se convierta en una realidad”, dijo Tabish.

La CRTC publicó un nuevo informe en el que se esbozaba el imperativo de una estrategia nacional de banda ancha y los pasos que el gobierno federal debería considerar para desarrollarlo.

LhEbn9M

Esta noticia surge en una semana en la que se ha hecho público el informe de la consultora sueca Tefficient, que hace estudios comparativos de los diferentes costes de las compañías de telefonía móvil a nivel mundial. Los resultados para Canadá son estrepitosos: Bell, Rogers y otras compañías del sector cobran una medio de 60 dólares mensuales por servicios que en Estados Unidos apenas cuestan 20 dólares y con un uso doble de data.