Panorámica del nuevo Canal de Panamá, inaugurado el pasado 26 de junio.

Si bien hace más de 100 años que el Canal de Panamá logró conectar a los océanos Atlántico y Pacífico, la nueva expansión, que fue inaugurada el pasado 26 de junio, indudablemente conectará el presente y el futuro, tal como señaló el gerente de la Autoridad del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano. Pero para que esto sea una realidad los gobiernos, autoridades portuarias y empresarios deben sumarse a los nuevos retos que llegan en materia de navegación.

Las millonarias inversiones realizadas en el país centroamericano (US$5.25 billones) durante nueve años, indudablemente requerirán una respuesta muy rápida en desarrollo de logística e infraestructura portuaria a lo largo de las costas Este y Oeste del continente americano. Pese a que las obras del canal se retrasaron dos años, los puertos ubicados especialmente en Estados Unidos, no tomaron ventaja de esta dilación y en este momento son el cuello de botella del flujo comercial entre Asia y EU.

Es así como hoy, a través de Panamá, cruzan los buques súper Post Panamax, que son cargueros con una capacidad cercana a los 13.000 TEUs (Twenty Foot Equivalent Unit, que es la unidad para medir la capacidad de carga de un barco de contenedores), es decir se triplicó la capacidad de carga y los puertos de Nueva York, Savannah, Charleston no están preparados para recibirlos.

Si bien el sector privado en Norteamérica ha venido haciendo un esfuerzo muy grande para mejorar la profundidad de los puertos y la capacidad de almacenamiento y movilización de carga, las autoridades no han ido al mismo ritmo.

Un ejemplo de ello son los trabajos para elevar el puente de Bayonne a 65 metros, que es la puerta de entrada al puerto de Nueva York, el más grande de la costa Este y el segundo más grande de Estados Unidos después del de Los Ángeles. Se estima que este trabajo terminará a finales de 2017. En la actualidad, a través de este puente pueden cruzar barcos con una capacidad entre 9 mil y 10 mil toneladas TEUs, lo cual está muy lejos de los buques que ahora cruzan por el canal de Panamá.

Asimismo, el puerto de Savannah in Georgia está en el proceso de profundizar su puerto, lo cual tardará un par años más. A su vez, el puerto de Charleston iniciará los trabajados de dragado el próximo año y espera concluirlos en 2019. Estos dos puertos son las principales entradas de bienes para abastecer la costa Este de EU.

Pero ¿por qué es importante mejorar la capacidad de los puertos si se podría continuar haciendo el trasbordo en las islas del Caribe o en los puertos de la costa oeste? La respuesta es que una vez los puertos estén listos para recibir los nuevos cargueros, estarán en posición de ofrecer mejores tarifas para cubrir buena parte de las necesidades de las ciudades ubicadas en este sector, que por ahora reciben los bienes a través de la costa Oeste, lo que podría beneficiar los precios finales de los insumos importados.

Cuando se culminen las obras de adecuación para mejorar la capacidad instalada, los puertos del Este podrán aumentar el flujo comercial con Asia a 45%. En la actualidad, por allí se mueve el 35%. Obviamente, esto también repercutirá en ahorros, que se calculan podrían ser de mil dólares por contenedor de 40 pies.

¿Y qué pasa en Canadá?

Los puertos de Vancouver y Prince Rupert ya están adecuados para recibir los súper post Panamax, sin embargo, el de Halifax aun no está listo, su capacidad es para 10.000 TEUs.

Canadá venía haciendo las adecuaciones debido a la ampliación del canal del Suez que permite buques entre 18.000 y 19.000 TEUs, lo cual representa una ventana de oportunidades muy grande en el comercio Asia- Europa-Norte América.

Pese a ello, los retos son grandes en los puertos del Atlántico y en el de St. Lawrence Seaway porque el flujo comercial con las ampliaciones de los canales de Panamá y del Suez se verá aumentado proporcionalmente.

Según los conocedores marítimos, con la ampliación del Canal de Panamá, cerca del 25% de la carga ahora manejada por los puertos de la Costa Oeste se moverá a los puertos menos congestionados de la costa Este. Es por ello, que Halifax y Saint John adelantan trabajos con inversiones millonarias en profundización de dragados y en infraestructura. Es así como no se descarta una nueva terminal en Melford, en el estrecho de Canso.

Efectivamente el Canal de Panamá ahora está uniendo al presente y al futuro… Quien no haga adecuaciones en infraestructura, logística, cadenas de frío y demás, se quedará en el lejano pasado.

  • Últimos artículos
Luz Dary Madroñero Contributor

Independent journalist. For more than 15 years, Luz was responsible for the economic sector for some of Colombia’s biggest media outlets. She has held the position of Community Outreach and events coordinator at the Consulate General of Colombia in Toronto, press officer for the National Planning Department of Colombia, the Institute of Urban Development of Bogota and the Institute of Public Administration of Canada.

follow me