¿Es posible extender las vacaciones de Navidad para detener la COVID-19?

Aunque el Consejo de Directores de Educación de Ontario sugiere la medida ante el previsible incremento de infectados, las autoridades descartan, por el momento, tal posibilidad.

COVOD-19 Ontario
La Junta Escolar del Distrito de Toronto descarta, de momento, la posibilidad de prolongar las vacaciones navideñas. Foto de Pixabay en Pexels

¿Deberían las juntas escolares de Ontario considerar un receso de Navidad prolongado para tratar de detener la propagación de la COVID-1919?

El Consejo de Directores de Educación de Ontario ha recomendado que lo hagan, por unos días o una semana más, por la seguridad de los estudiantes y el personal. La idea está siendo considerada por el gobierno de Quebec, donde el 20% de los casos nuevos en las últimas dos semanas provienen de escuelas.

Sin embargo, el primer ministro Francois Legault ha expresado su rechazo a dar ese paso, argumentando que sucedería solo como último recurso.

Los dos principales sindicatos de maestros de Quebec y un grupo prominente de padres dicen que se oponen al cierre de escuelas en la provincia a pesar del aumento de casos de COVID-19.

Hasta el miércoles, más de 1.200 aulas en toda la provincia habían sido cerradas debido a los brotes de COVID-19. Los datos del Departamento de Salud también indicaron que más de 2.330 estudiantes y 700 miembros del personal escolar tenían casos activos de COVID-19.

Sin embargo, la Asociación Provincial de Maestros de Quebec, que representa a los maestros de las escuelas de idioma inglés, junto con una federación que representa a los maestros de las escuelas de idioma francés, aseguró el viernes que no apoyaban la extensión de las vacaciones de invierno.

Corrine Payne, directora general del grupo de padres Federation des comites de parents du Quebec, señala que su organización está preocupada por los efectos a largo plazo que el cierre de escuelas podría tener en los niños.

Ontario no contempla una ampliación de las vacaciones navideñas

En Ontario, donde los casos continúan subiendo hasta niveles récord diarios, el gobierno conservador ha afirmado que no está considerando tal medida en este momento.

“Nuestro enfoque sigue siendo hacer todo lo posible para mantener seguros a los estudiantes y educadores, mientras que las escuelas se mantienen abiertas y los estudiantes aprenden en persona”, dijo un portavoz del Ministerio de Educación en un comunicado.

La Junta Escolar del Distrito de Toronto también descartó la idea, por el momento, diciendo que siguen la dirección del ministerio. “Es su decisión”, dijo el gerente de relaciones con los medios, Ryan Bird.

Los especialistas en salud pública también son reacios a apoyar la recomendación y prefieren adoptar un enfoque de esperar y ver.

“Las escuelas van a ser una de las últimas cosas que cerrarán no solo por razones logísticas o políticas, sino porque hasta ahora las escuelas no han demostrado ser una fuente importante de transmisión en Ontario”, ha asegurado Barry Pakes, un médico de salud pública y profesor de la Universidad de Toronto.

Pakes agrega que, de alguna manera, tendría sentido mantener las escuelas cerradas durante un período prolongado después de Navidad porque la gente se reunirá durante las vacaciones, lo que probablemente conducirá a un aumento en la difusión comunitaria. Pero señala que todavía es noviembre y “queda un largo camino por recorrer antes de las vacaciones de Navidad”.

Su esperanza es que los números mejoren antes de esa fecha. Pero también se está preparando para lo peor: aún más casos y muertes, y otro cierre generalizado, que muy bien podría incluir las escuelas.