Se podrá volver a comer en el interior de los restaurantes de Toronto a partir del 14 de noviembre

El gobierno de Ontario ha diseñado un sistema escalonado de regreso a la normalidad codificado por colores.

COVID-19
Interior de un establecimiento de Toronto: Foto: Juan Rojas en Unsplash

Ontario planea levantar ciertas restricciones en los próximos días mediante un sistema escalonado codificado por colores que permitirá las comidas en el interior de restaurantes y el consumo en bares en aquellas cuatro zonas que ahoras están consideradas como puntos calientes: Ottawa, Peel, York y Toronto. El nuevo plan sustituye al anterior de las etapas 1, 2 y 3.

Los cinco niveles del Marco de Respuesta COVID-19, que se aplican a casos específicos del sector, son:

  • Prevenir – verde (medidas estándar)
  • Proteger – amarillo (medidas reforzadas)
  • Restringir – naranja (medidas intermedias)
  • Control – rojo (medidas estrictas)
  • Bloqueo – gris (medidas máximas)

El primer ministro Doug Ford ha confirmado hoy que Ottawa, la región de Peel y la región de York podrán pasar al nivel de “restricción” (naranja) a partir del sábado. Toronto lo hará una semana después, el 14 de noviembre.

En los primeros tres niveles que incluye el nivel “restringido”, se permitirá comer en el interior de bares y restaurantes en los hotspots, y los gimnasios y cines podrán operar, pero con restricciones.

Restricciones para convivir con la normalidad

Por ejemplo, el nivel “restringido” impondría las siguientes medidas para restaurantes y bares, y otros establecimientos de comida y bebida:

  • La capacidad interior será de 50 personas. Cuatro personas podrán sentarse juntas. Cierre de clubes de striptease
  • Establecimientos cerrarán a las 10 p.m.
  • El licor se vende o se sirve solo entre las 9 a.m. y las 9 p.m.
  • No se permitirá el consumo de alcohol entre las 10 p.m. y 9 a.m.

El objetivo del gobierno provincial es tener cada región de la unidad de salud pública en el nivel de “prevención”.

“Creo que el mundo entero va a vivir con esto por un tiempo. Lo más importante es que vamos a trabajar con las regiones en lugar de un enfoque general. Tienes que mirar el aspecto social de la vida de las personas”, ha señalado hoy el premir de Ontario, Doug Ford.

Ontario supera los 1.000 casos diarios

El anuncio de este nuevo marco de actuación se produce en un día en el que la provincia registró su mayor número de casos de COVID-19 de 1.050.

En este sentido, las autoridades provinciales aseguran que los objetivos del nuevo marco son evitar la posibilidad de brotes más graves, mantener seguras a las poblaciones vulnerables y mantener abiertas las escuelas. Sin embargo, en el plan de acción no hay alusiones específicas a posibles restricciones a las escuelas.

El director médico de salud de Ontario, David Williams, ha indicado que las escuelas se encuentran en un área diferente en lo que respecta a los protocolos y las medidas de seguridad que ya se están adoptando, por lo que no están incluidas.

Ha explicado también que, según sus investigaciones, los niños traen COVID-19 a las escuelas y no contraen el virus de las escuelas, por lo que prevenir eso en primer lugar es una prioridad.

“Si hacemos un mejor trabajo para protegernos y mantenernos protegidos de COVID, nuestros hijos no tendrán COVID. No lo llevarán a la escuela y habrá, por lo tanto, menos posibilidades de que las escuelas sean investigadas y cerradas. Cuanto más reduzcamos estas cifras, menor será el riesgo para estas poblaciones vulnerables”, ha apuntado.

La provincia espera aumentar la capacidad de pruebas a 100.000 por día para diciembre y mantener la positividad de las pruebas por debajo del 3%. También se aspira a que en el 90% de los casos se haga un seguimiento dentro de las 24 horas. Ontario solo realizó alrededor de 25. 300 pruebas el lunes.