El sexo, mejor sin besos y con mascarilla, según la directora médica de Canadá

La directora de Salud Pública de Canadá, la doctora Theresa Tam, ha causado revuelo con sus recomendaciones sobre cómo mantener relaciones sexuales en tiempos de COVID-19. No es, sin embargo, la única ni la primera autoridad en aconsejar precaución a la hora de tener sexo con personas que no pertenezcan a nuestro círculo íntimo.

Ilustración: Ritwik_P / Pixabay

“Las relaciones sexuales pueden ser complicadas en los tiempos de la COVID-19, especialmente para aquellos sin una pareja íntima en su hogar, o para aquellos cuya pareja sexual tiene un mayor riesgo de contraer la enfermedad”. Con estas palabras justificó la máxima autoridad sanitaria de Canadá, la doctora Theresa Tam, su recomendación de mantener relaciones sexuales cubriéndose la cara con una mascarilla y evitando los besos, para evitar la propagación del coronavirus. El consejo, recogido por los principales medios de comunicación de todo el mundo, causó un gran revuelo y encendidos debates (y memes) en las redes sociales.

Tann, convertida desde el inicio de la pandemia  en la principal autoridad en coronavirus con sus conferencias de prensa diarias para informar del desarrollo de la enfermedad en el país, aconsejó el uso de la mascarilla en un comunicado emitido este miércoles en el que explicó que, “como otras actividades durante la COVID-19 que suponen la proximidad física, hay algunas cosas que podemos hacer para minimizar el riesgo de contraer y propagar el virus”,

La doctora Theresa Tam, directora de Salud Pública de Canadá, en una imagen de archivo. Foto: U.S. Mission to International

A continuación, y según informa la agencia Efe, la directora de Salud Pública de Canadá sugirió que la actividad sexual de menor riesgo durante la pandemia es la masturbación, pero recomendó, entre otras medidas, que si uno se decide por tener encuentros sexuales personales, se debería “evitar besos y contacto cara a cara” a la vez que “considerar utilizar una mascarilla que cubra la nariz y boca”.

Tam también recordó, no obstante, que la evidencia médica actual indica que “hay muy pocas posibilidades de contraer el coronavirus “por semen o fluidos vaginales”.

Tras estas inusuales recomendaciones de la doctora, la comentarista del diario The National Post Marni Soupcoff recordó en un artículo publicado este jueves que semanas después del inicio de la pandemia Tam dijo a la población canadiense que las personas sin síntomas no tenían que utilizar mascarillas y que incluso podían aumentar el peligro de contraer la enfermedad.

“Tam ahora es tan entusiasta sobre las mascarillas que ha sugerido que la gente las utilice durante las relaciones sexuales. No es que nadie haya preguntado (la COVID-19 no es una enfermedad de transmisión sexual). Simplemente ahora Tam es tan promascarilla. La gente puede cambiar”, escribió Soupcoff.

Ojo con los tríos

Tann, sin embargo, no es la primera autoridad en ofrecer consejos sobre las relaciones sexuales en relación con la COVID-19. El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (una de las zonas del mundo más castigadas por la pandemia), por ejemplo, ofrece una detallada serie de recomendaciones al respecto, incluyendo asimismo el uso de la mascarilla o el evitar los besos cuando se mantengan relaciones sexuales con personas que no pertenezcan al círculo íntimo de contantos.

Las autoridades neoyorquinas recomiendan, en ese sentido, mantener relaciones sexuales únicamente con personas cercanas, y van incluso más allá: “Usted es su pareja sexual más segura.La masturbación no propaga COVID-19, en especial si se lava las manos (y lava los juguetes sexuales) con agua y jabón durante 20 segundos, como mínimo, antes y después del sexo”, detallan en un comunicado.

Tampoco aconsejan los tríos o las orgías: “Si dos es compañía, entonces tres (o más) son definitivamente una multitud. No es seguro mantener reuniones numerosas de cualquier tipo durante la pandemia de COVID-19. Se debe evitar el contacto cercano con varias personas. Pero, si decide reunirse con un grupo, reduzca la lista de invitados, antenga la privacidad, vaya con una pareja sexual estable, elija espacios amplios, abiertos y bien ventilados, use una cobertura facial, evite besar y no se toque los ojos, la nariz ni la boca si no se ha lavado las manos, y lleve con usted un desinfectante para manos a base de alcohol.

El Departamento de Salud tiene también consejos para posibles alternativas: “Hágalo un poco pervertido. Sea creativo con las posiciones sexuales y las barreras físicas, como las paredes, que permiten el contacto sexual al tiempo que evitan el contacto cara a cara. Mastúrbense juntos. Mantenga el distanciamiento físico y use una cobertura facial para reducir el riesgo”.

Y advierten: “Los besos anales (colocar la boca en el ano) pueden contagiar el virus.Los virus de las hecespueden entrar en la boca y podría transmitir la infección”.