El IRB anuncia el reinicio las audiencias de refugio, ahora virtuales y con revisión de documentos

Cien días después del inicio de la pandemia, hay novedades en materia de inmigración en Canadá.

irb
Sala del Consejo de Inmigración y Refugio de Canadá en Winnipeg.

A más de cien días de que comenzó la pandemia generada por el COVID-19, hay ya varias novedades en materia de inmigración a Canadá. Una es que el Consejo de Inmigración y Refugio (IRB) ha comenzado a procesar casos de manera virtual y también sobre la base de revisión de documentos.

En las audiencias por video conferencias, el solicitante y su asesor legal deben tener la tecnología necesaria que garantice que existe la privacidad para su realización, así como también para el envío de la documentación, etc. Y es una elección del solicitante, es decir que es él quien decide si quiere participar en este proceso, o si no, la persona tiene la opción de seguir esperando hasta que se puedan reanudar las audiencias en persona.

Los procesos a través de la revisión de documentos se han iniciado con casos que ya fueron presentados y en los que ahora IRB está pidiendo la documentación necesaria para ver si los pueden aceptar sin la necesidad de una audiencia. De la forma en que esto funciona es que hay que enviar toda la documentación que apoye la narrativa de lo que le sucedió al cliente. Hay un comité especializado que revisa tanto la narrativa como la documentación que corrobore que la persona puede ser perseguida si es regresada a su país de origen, y basándose en eso pueden aceptar o rechazar el caso.

Estas son muy buenas noticias para los solicitantes de refugio que están esperando su audiencia. En términos de cuándo se va a poder comenzar con las audiencias presenciales, aun no se sabe y se continúa a la espera de información al respecto.

Hay otra noticia que fue dada a conocer el pasado 14 de julio y que atañe a todas las personas que se encuentran en el país de manera temporal, es decir con permiso de trabajo, de estudio o como visitantes. Afecta especialmente a las personas que no pudieron renovar sus permisos y por lo tanto se quedaron sin estatus en el país.

Normalmente, cuando a una persona se le vence el estatus en el país, le dan 90 días desde el momento en que este se les venció para que puedan pedir que se les restaure el estatus ya sea de trabajador, de estudiante o de visitante. A causa de la pandemia ha habido muchísimas personas que no pudieron solicitar su extensión en el momento adecuado y que tampoco pudieron solicitar la restauración dentro del periodo de 90 días. Para ellas, el Gobierno anunció que cualquier persona que esté en Canadá con estatus temporal a partir del 31 de enero del 2020, y que se le haya vencido su estatus, puede pedir una restauración de dicho estatus hasta el 31 de diciembre del 2020. Es decir que han quitado el requisito de que se tenga que hacer en un periodo de 90 días tras haber perdido el estatus.

En este sentido, cualquier persona que se encuentre en este momento en Canadá y que no haya podido hacer el trámite, lo puede hacer hasta el 31 de diciembre. Esto es muy importante porque hay muchas personas que se han quedado en esa situación que no sabían qué hacer en medio de la confusión que ha creado la pandemia.

Hablando de confusión, hay otro tema al que me quiero referir, dado que es una situación que surge muy frecuentemente con las personas que se encuentran en Canadá como visitantes y quieren obtener una visa de trabajador o de estudiante. He visto, particularmente en los últimos meses, una gran cantidad de visas de estudiantes y de trabajadores rechazadas. Y el rechazo no se ha dado porque la persona no califique o porque no crean que es un estudiante o trabajador genuino, sino simplemente por una cuestión de procesamiento.

En los últimos meses se han rechazado muchas visas de estudiantes y trabajadores porque no se ha seguido el proceso establecido por la ley

Esto ha sucedido porque las personas que están de visita en Canadá han tramitado su primer permiso de estudiante o de trabajador en la central de procesamiento en Edmonton, Alberta, y la ley requiere que cualquier persona que esté viniendo a Canadá debe solicitar y obtener la documentación necesaria antes de llegar al país. Esto significa que deben pedir el permiso de estudiante o de trabajador, así como también la visa de visitante (si necesitan una) o la eTA, en su país de origen o en el país donde se encuentren y al que hayan sido admitidos legalmente. No se puede pedir el primer documento, ya sea el permiso de estudiante o de trabajador, desde Canadá. (aunque hay algunas excepciones a esta regla).

Desde Canadá solo se pueden procesar las extensiones, a través de un consulado, y algunos permisos, pues el primer documento, según la ley, se tiene que tramitar desde fuera de Canadá.

Hay que asegurarse de elegir el formulario correcto y se tiene que enviar en línea. Dependiendo de la dirección de residencia que ponga la persona, la solicitud va a ser dirigida hacia el consulado correspondiente. Generalmente, cuando la persona solicitante se encuentra en Canadá como visitante, la solicitud es dirigida al consulado canadiense en Los Angeles, Estados Unidos. Si la persona se encuentra en su país de origen obviamente la solicitud va a ser dirigida al consulado canadiense o a la central de procesamiento canadiense que se encargue de dicho país.

Tener en cuenta esta información es sumamente importante porque muchas personas se han quedado sin estatus en el país porque hicieron mal este trámite. Otra cosa muy importante para tener en cuenta es que mientras se está haciendo el trámite de visa de trabajo o de visa de estudiante a través del consulado canadiense que le corresponda, si la persona se encuentra de visita en Canadá debe mantener su estatus de visitante en el país. Es decir que entonces tiene que hacer dos trámites: el primero, procesar la visa que requiere a través de su consulado, y el segundo, procesar una extensión de su estatus de visitante a través de la central de procesamiento en Edmonton, lo cual también se hace en línea.

Por suerte, la noticia que dio el 14 de julio el Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía va a ayudar muchísimo a esas personas que cometieron esos errores y que se han quedado sin estatus en el país, ya que ahora pueden restaurar su estatus en Canadá mientras procesan sus visas en los consulados como corresponde.

Adicionalmente a estas informaciones, estamos viendo también que muy lentamente se están comenzando a tomar decisiones de casos que se han presentado hace uno, dos o tres años. Dependiendo del caso, hemos visto muchas decisiones en los últimos días. Por ejemplo, esta semana mi oficina recibió dos decisiones de casos de solicitudes de Residencia por Razones Humanitarias y de Compasión que estuvieron estancados por más de dos años; hemos recibido una petición para un caso de refugio, para que mandemos autorización para procesar el caso a través de la revisión de documentos; y hemos recibido decisiones de casos de extensiones que se han solicitado.

En general vemos que hay mucho más movimiento. Pero por el momento nada que sea en persona se ha retomado. Para ello todavía seguimos esperando.

Vilma Filici
filici.com
Vilma Filici, presidenta de Filici Immigration Services, es profesora de leyes de inmigración y refugio en Seneca College Toronto, y asesora en materia de inmigración para diversas organizaciones comunitarias. Escribe sobre asuntos migratorios en varios medios hispanos de Toronto y es fuente de información para, entre otros, los diarios Toronto Star y Toronto Sun, y las emisoras Radio Canadá y CBC.