Jessie Reyez, el talento colombiano-canadiense que surgió en Toronto

La nueva reina del R&B nació en Toronto hace 29 años. Es hija de padres colombianos y este lunes ha ganado por segunda vez consecutiva el Juno Awards en la categoría de “Mejor grabación de Rap y R&B/Soul”.

Jessie Reyez
La artista canadiense de origen colombiano, Jessie Reyez, logró el Juno Awards en la categoría de mejor grabación de Rap y R&B/Soul.

Jessie Reyez logró este lunes por segunda ocasión en su breve carrera musical el Juno Awards, los premios más prestigiosos de la industria musical canadiense, en la categoría de “Mejor grabación de Rap y R&B/Soul”.

El apellido la delata. Esta canadiense de padres colombianos que emigraron al norte hace varios años se ha convertido en la nueva sensación de la música nacional, pero su influencia y trascendencia se ha extendido también a Estados Unidos. Le dedican largos reportajes en medios tan prestigiosos como The New York Times y su voz se alza contra la discriminación que sufre la gente de color y las desigualdades a las que a diario siguen enfrentándose las mujeres en todo el mundo. Lo mostró en la canción y el documental Gatekeeper, un relato de su propia experiencia cuando accedió a la industria de la música. El discurso de Reyez está cargado de compromiso y conciencia social.

Sus canciones son a veces duras y afiladas, otras un remanso lírico de sentimientos íntimos y de amor. Canta en inglés pero en ocasiones se suelta en español, sobre todo cuando el ritmo se acompasa y necesita mostrar su lado más personal y vulnerable. De su estilo han dicho que aunque está clasificado como R&B, “reúne los impulsos de cantautores y raperos que escupen sílabas, así como el impacto de la melodía pop y el hip-hop”.

En sus letras se abordan temas universales como la lealtad y la traición, la ambición y los obstáculos, la angustia y la venganza, son canciones que transitan sobre un amplio mapa de emociones y de estados de ánimo. Cuando en 2016 publicó el sencillo Figures, que irrumpió como una dentellada en la escena musical, no podía imaginar que esa balada vaporosa pero abrasiva iba a acabar teniendo más de 63 millones de visualizaciones en Youtube. Una barbaridad.

Colombia y Canadá, la mezcla perfecta de Jessie Reyez

En 2019 confesaba a la revista Page Six que no quería sonar como “una historia de lamentos, pero he tenido que lidiar con mucha deshonestidad en mi vida y con la gente que miente y me ha dañado. Así es que creo que esa es la razón por la que soy tan brutalmente honesta en mis canciones”.

El éxito de Reyez se suma al de otra artista de origen colombiano, Lido Pimenta, que logró en 2017 el premio al mejor disco canadiense del año en la gala de los Polaris Prize. Podría pensarse que son casualidades pero quizá haya que rastrear en la inagotable fuente de inspiración que una ciudad tan diversa como Toronto puede ser para las mentes creativas.

Jessie Reyez
Jessie Reyez con el Juno Awards logrado este lunes en la categoría de mejor grabación de Rap y R&B/Soul. Es la segunda vez consecutiva que lo consigue. Foto: Matt Barbes / Juno Awards

Aquí tienen la posibilidad única de explorar nuevos caminos y empaparse de influencias de aquí y de allá, sin más límite que el de la propia música y sus gustos. En este sentido no es irrelevante que las dos, Jessie y Lido, vivan en Toronto y recuerden cada vez que tienen oportunidad que la ciudad es un hervidero de culturas, convivencias y mestizaje que las enriquece como artistas y les ensancha sus horizontes creativos. Es una experiencia que también comparte Natasha Roldán, otra joven artista colombiana que está haciendo carrera en Toronto en la escena del jazz.


Leer también: Lido Pimienta: la revolución de la música canadiense llegó de Colombia


Jessie Reyez lanzó sus primeros EPs en 2017 y 2018; el segundo, Being Human in Public, fue nominado para un Grammy al mejor álbum urbano contemporáneo. Fue invitada a cantar con artistas de la talla de Eminem, Romeo Santos (en español) y Calvin Harris, a quien le compuso su éxito mundial junto a Dua Lipa, One Kiss, la canción más vendida en 2018 en Reino Unido. Eminem le ha devuelto el favor haciendo el dueto Coffin en su primer disco de larga duración, Before Love Came To Kill Us.

“Before Love Came to Kill Us”, el álbum que nació en mitad de la pandemia

El rapero, que descubrió a Reyez cantando Gatekeeper en la televisión, dijo que admira tanto su franqueza como su arte. “Ella canta desde su corazón”, dijo recientemente a The New York Times. Eminem aún dijo más: “Ella no suena como nadie. Su estilo de cantar, la forma en que enuncia sus palabras y todo, es simplemente una droga. Parece que ni siquiera lo está intentando, y es tan buena. Su voz y sus cadencias no suenan como nadie que haya escuchado antes”.

Before Love Came to Kill Us apareció en marzo, justo en el inicio de la pandemia del coronavirus. El plan era telonear este verano a la megaestrella mundial Billie Ellish pero tendrá que esperar a una mejor época. De momento, pese al confinamiento, el álbum se ha divulgado de manera rápida y efectiva y los resultados no se han hecho esperar: ha recibido las bendiciones definitivas de crítica y público. En él incluye una hermosa canción cantada en español, La Memoria, en la que la voz de Jessie se desgarra y se quiebra hasta provocar espasmos en la audiencia.

La Memoria recuerda en cierto modo a Sola, la dulce balada con alma de bolero que incluyó en Being Human in Public y que mostró sus capacidades para desenvolverse en otro registro alejado de las síncopes del rap y las letras con advertencias para las mentes más puritanas.

Se trata de una declaración angustiosa, un reproche a un amante que la maltrató y un recordatorio de su herencia latina. “Está en mi cara, está en mi sangre, está en mi cabello oscuro, está en mi piel morena, es la forma en que mi alma se eleva cuando escucho a Colombia. Es la forma en que abrazo a mi madre. Mis padres deliberadamente me mantuvieron conectada a nuestras raíces, nuestra sangre”, ha señalado.

A diferencia de sus primeros trabajos, que eran un mosaico desordenado y caótico de influencias y géneros, el álbum lanzado en marzo está concebido como un proyecto conceptual en el que todo responde a una misma pulsión creativa. Como se dice ahora, hay un relato. En su entrevista a The New York Times reveló que cuando estaba preparando su primer álbum,”varias personas me decían que tenía que ser cohesivo, cohesivo, cohesivo, y de alguna manera dejé que eso me viniera a la cabeza aunque durante todo mi tiempo como artista, siempre he sido hija de las polaridades”. El contraste, dijo, es parte de quién es ella. “De forma innata está en mí el querer gritar y amar al mismo tiempo”.

Jessie Reyez nació en Toronto en 1991. Hija de padres colombianos emigrados a Canadá, fue precisamente su padre quien le enseñó a tocar su primera guitarra cuando era un aniña. Comenzó muy pronto a escribir su propia música en la escuela secundaria. En 2012 Reyez y su familia se mudaron a Florida, donde ella trabajó como camarera en varios bares. En 2014 regresó a Toronto después de ser aceptada en el “Proyecto Remix” de la Academia de Artes de Grabación. Conoció a Daniel Daley, el 50% del duo canadiense de R&B, Dvsn, y a Rey Louie. A partir de entonces su carrera musical despegó de manera fulminante.

En abril de 2017 lanzó EP debut, Kiddo y el cortometraje Gatekeeper, en el que abordaba el sexismo y la explotación en la industria de la música a través de su propia experiencia personal con el productor musical Noel Detail Fisher, quien fue acusado de conducta sexual inapropiada por varias mujeres, incluida la artista Bebe Rexha. Kiddo alcanzó el puesto 83 en la lista de álbumes canadienses.

La prestigiosa Billboard nombró a Reyez uno de los “10 artistas de hip-hop y R&B para ver en 2018”. Ese año lanzó su segundo EP, Being Human in Public, y realizó una gira por América del Norte. El EP ganó el premio a la “Mejor grabación de R & B / Soul” del año 2019 en los Juno Awards y fue nominado al “Mejor Álbum Contemporáneo Urbano” en los Premios Grammy 2020.

Juan Gavasa
xquadramedia.com, juangavasajournalist.wordpress.com | Contactar
Journalist, entrepreneur, writer and Spanish publisher with more than twenty-five years of experience in the field of communications: radio, print and digital. He is a founding member of Lattin Magazine and co-founder of XQuadra Media, a Toronto-based communications startup dedicated to developing creative and strategic content. He has been Editor-in-Chief of PanamericanWorld, a bilinual online information platform created in Toronto with the aim of establishing links between Canada and the Americas. In 1996, he co-founded the communication company Pirineum Multimedia in Spain, dedicated to the development of communication strategies, management of communication projects for private and public companies, web development, cultural events and publishing and advertising production. He specializes in editorial management and is the author, co-author and coordinator of more than twenty books and travel guides.