Los refugiados venezolanos pueden evitar tener que ir a una audiencia

El Consejo de Refugiados de Canadá agiliza y simplifica el proceso para los refugiados venezolanos

Manifestación en Venezuela contra el régimen de Nicolás Maduro. Foto: Voice of America

La crisis política y económica por la que actualmente atraviesa Venezuela ha obligado a cientos de miles de personas a abandonar el país, principalmente dirigiéndose hacia Colombia y al resto de países vecinos. Sin embargo, muchos de ellos están llegando hasta Canadá a pedir refugio, donde son bienvenidos por el Gobierno canadiense.

Con los solicitantes de refugio provenientes de Venezuela está sucediendo prácticamente lo mismo que sucedió en la década de los años 70 con los chilenos, argentinos y uruguayos, así como también sucedió en la década de los 80 con los centroamericanos, a quienes Canadá les facilitó su establecimiento en el país.

De todos es sabido que la situación política, económica y social en Venezuela es bastante complicada, por lo cual, el Gobierno canadiense ha tomado diversas medidas que benefician a los ciudadanos de Venezuela que se encuentran en Canadá.

Una de las medidas tomadas por el Gobierno, y en este caso me refiero al Consejo de Refugiados, es el de agilizar y simplificar los procesos para los refugiados venezolanos. Esta información la pueden encontrar en la web de Refugee Protection Division de Immigration and Refugee Board.

El Gobierno anunció que algunos refugiados venezolanos tendrían procesos administrativos, es decir, que no tendrán que presentarse a una audiencia. En este caso, el refugiado recibirá una carta del Consejo de Refugiados en la que le preguntan si quieren ser procesado por un “paper process”, o sea un proceso en el cual solamente mirarán los documentos de refugio llenado por el cliente y la documentación que corrobore la historia. La persona puede ser aceptada sin tener que presentarse a una audiencia. En el momento que le envían la carta también le piden toda la evidencia para corroborar los hechos. Es imprescindible que la documentación esté a tiempo ya que dan un periodo límite para enviarla y que, por supuesto, esté traducida al inglés o francés. Mi sugerencia a los refugiados venezolanos es que se aseguren de tener toda la documentación que corrobore su historia cuanto antes para poder enviarla a tiempo. Y preferiblemente hacerlo cuando se inicia el trámite para que puedan obviar la audiencia. Los documentos que van a enviar tienen que probar que lo que se están diciendo en la historia es verdad. Si uno dice que fue miembro de un partido político o un grupo estudiantil entonces deberían tener la tarjeta de membresía o una carta del partido o la institución que corrobore la membresía. Es bueno presentar los certificados de estudios y prueba de bienes para demostrar que la persona no se encuentra en Canadá por razones económicas. Si hubo denuncias, procuren copias de las denuncias

Se pueden presentar fotos participando en manifestaciones y declaraciones juradas de personas que pueden corroborar lo que el refugiado ha vivido.

Si son aceptados por el proceso documental, recibirán una carta de aceptación y con ella podrán iniciar el trámite de residencia. Para iniciar el trámite deben pagar 550 dólares por adulto y 150 dólares por niño. Los refugiados no deben pagar por el derecho a la residencia. Si no son aceptados en este proceso entonces les fijaran la cita para una audiencia ante el Consejo de Refugiados para que un integrante del consejo pueda clarificar cualquier duda que hayan tenido con respecto al caso.

Otra medida tomada por el Consejo de Inmigración y Refugio es el de hacer audiencias cortas para los venezolanos. Es decir, una audiencia durará solamente 90 minutos en vez de 4, 6 o más horas. Para que el caso sea elegido para una audiencia corta hay que desarrollar la narrativa de manera coherente y clara de acuerdo a la situación que vivió el cliente y la que se está viviendo en el país. Y también hay que tener pruebas que corroboren lo que se dice en la narrativa del caso, el mismo tipo de pruebas que mencioné anteriormente.

Otra medida tomada por el Consejo de Inmigración y Refugio es el de hacer audiencias cortas para los venezolanos

Otros países que pueden tener estos procesos y ser aceptados sin tener una audiencia son Irán, Libia, Pakistán, Arabia Saudí y Sudán. Es decir países que al igual que Venezuela tienen graves problemas.

Por supuesto que la persona debe demostrar que es un refugiado de acuerdo a la definición del Convenio de Refugiados. La definición dice que para que una persona sea refugiada debe demostrar que tiene un temor bien fundado de persecución. O sea que tiene que haber razones para pensar que puede ser perseguido en el futuro. La persecución debe ser por una o más de cinco razones específicas: raza, religión, nacionalidad, pertenecer a un grupo social en particular u opinión política. En el caso de Venezuela, la razón es opinión política, personas que no están de acuerdo con el Gobierno actual.

Aparte de temer persecución por una de estas razones, el refugiado normalmente debe demostrar que ellos no tienen protección del Estado. En este caso es el Estado, o personas actuando con el consentimiento del Estado, los que le están persiguiendo y por lo tanto este punto no es necesario probarlo. También normalmente se debe demostrar que no hay ningún lugar dentro del país donde el refugiado pueda mudarse para vivir una vida razonablemente segura. En el caso de Venezuela, no existe el exilio interno ya que el Gobierno puede encontrar a la persona muy fácilmente por medio de su documento de identidad que se necesita para hacer cualquier trámite.

En la oficina hemos tenido ya varios casos exitosos de proceso documental y audiencias cortas y en realidad los refugiados no han pasado por el estrés asociado con las audiencias regulares.

Comparto esta información para que las personas que hayan pedido refugio en Canadá porque tienen temor de ser perseguidas por su opinión política, o personas que fueron activistas o que trabajaron en organizaciones defensoras de los derechos humanos o que participaron en manifestaciones en contra del Gobierno se preparen y envíen toda la documentación que puedan conseguir para que su caso sea procesado con documentos o por audiencia corta. Siempre y cuando no haya ningún problema de credibilidad van a poder ser aceptadas por la División de Protección al Refugiado simplemente revisando la documentación que han presentado para corroborar los problemas que han planteado o en una audiencia corta.

filici-palacio.com
Vilma Filici, presidenta de Filici Palacio Immigration Services, es profesora de leyes de inmigración y refugio en Seneca College Toronto, y asesora en materia de inmigración para diversas organizaciones comunitarias. Escribe sobre asuntos migratorios en varios medios hispanos de Toronto y es fuente de información para, entre otros, los diarios Toronto Star y Toronto Sun, y las emisoras Radio Canadá y CBC.