Alma Portillo viene con la lección aprendida. No quiere dejar nada a la improvisación ni tampoco caer en ambigüedades cuando contesta al entrevistador. Quiere ser directa y condensar el mayor volumen de información y datos en cada respuesta. Repasa sus apuntes y habla en voz alta para confirmar que su discurso tiene sentido, que está trazado con las coordenadas precisas. Sabe que su experiencia como estudiante y emprendedora puede ser útil para otros jóvenes mexicanos que, como ella hace ocho años, llegan a Canadá para explorar todas las oportunidades que ofrece el país. Nacida en Chihuahua en 1992, Alma representa a la nueva generación de mexicanos que ha desembarcado en la última década en ciudades como Toronto, Montreal o Vancouver y que ha sabido posicionarse en sectores estratégicos como el financiero y el tecnológico, o ha contribuido a enriquecer el ecosistema canadiense de startups. Ella se expresa desde la certeza de una doble identidad que se complementa perfectamente y enriquece la experiencia personal y profesional. Alma es cien por cien mexicana pero habla y piensa como una canadiense.

¿Cuál fue la razón por la que decidiste venir a Toronto?

Originalmente vine la primera vez en otoño de 2010 para completar un curso de inglés, el cual más que ser una experiencia educativa terminó siendo una experiencia cultural. Todos mis compañeros eran de Brasil, España, China, Taiwan, Corea del Sur… y la manera cómo organizan estos cursos de idiomas las escuelas está enfocada para que el alumno se sienta cómodo con su cultura, se sienta aceptado y pueda compartir su propia cultura con sus compañeros.

Las actividades extracurriculares también están muy enfocadas a las diferentes culturas; tenemos visitas a museos, pláticas con otros compañeros, los profesores nos intentan introducir a la cultura canadiense y resulta ser más una experiencia cultural que académica.

¿Qué pasó para que decidieras quedarte en Toronto y realizar tus estudios universitarios en la Universidad de Ryerson?

Me gustó mucho el país. Es la primera vez que estaba lejos de casa por tanto tiempo y quise aventarme a vivir la experiencia de iniciar una carrera profesional. Honestamente, yo tenía planeado iniciar la carrera profesional aquí y tal vez regresarme a México después de un tiempo pero terminé quedándome aquí hasta finalizar mi carrera en Ryerson University.

“La experiencia universitaria canadiense es muy inclusiva, las universidades se enfocan mucho en el desarrollo personal y profesional de los alumnos”.

¿Cómo ha sido tu experiencia como estudiante internacional en Canadá?

Yo me fui por la carrera de Business Law, que es una carrera de negocios con una especialización en derecho. Podría haber hecho algo como derecho corporativo pero finalmente lo descarté. Me gustaría mucho poder comparar la experiencias universitarias entre México y Canadá pero no lo puedo hacer porque sólo estudié aquí. Lo que sí te puedo platicar es que la experiencia universitaria canadiense es muy inclusiva, las universidades se enfocan mucho en el desarrollo personal y profesional de los alumnos. Tienen todo tipo de asociaciones y clubes que van dirigidos a cumplir con el interés de cada estudiantes. Es muy importante tomar provecho de todos estos recursos que te ofrece la universidad porque los tienes disponibles ahí. Sirven para que pruebes cosas diferentes, para que conozcas gente y para que aprendas de temas sobre los que, a lo mejor, nunca te imaginaste que podrías aprender.

Esto también crea un sentido de comunidad en el ámbito universitario, ya que suele ser muy muy grande. Mis grupos de clases eran de mas de cien personas en algunas ocasiones y los más pequeños podían llegar a ser de cincuenta. La experiencia universitaria en Canadá ha sido de mucho aprendizaje personal y de mucha adaptación cultural porque, a la par que estás tratando de desempeñarte bien en tus estudios, estás aprendiendo el idioma, sigues aprendiendo el idioma. Sigues también adaptándote a la cultura y a un sistema educativo que desconoces e intentas mantener una vida social activa.

Aunque, como decías antes, no has estudiado en México, seguro que tienes referencias cercanas que te permiten establecer comparaciones entre el ámbito universitario mexicano y el canadiense…

Yo creo que la mayor diferencia es también un reflejo de la cultura canadiense. El estudiante universitario canadiense es muy individualista, está enfocado a sus metas educativas y profesionales y generalmente ese enfoque le hace ser un poco cerrado con el resto de compañeros. Se nota inmediatamente en el contraste con los estudiantes internacionales, que son los que tienden a agruparse o a relacionarse con gente de su misma cultura o de otras culturas, pero en ambos casos les une el hecho de que vienen de otros países para establecerse en Canadá.

Alma Portillo se graduó el pasado mes de junio en Business Law por la Universidad de Ryerson. Foto: Julio C. Rivas / XQuadra Media

Ahora que ya has logrado finalizar tu carrera y que, por lo tanto, tienes una nueva perspectiva para valorar el camino recorrido; ¿qué decisiones tomarías ahora que no tomaste al inicio de ese camino?

Es muy frustrante dar consejos y escuchar consejos porque hasta que no vives la experiencia no puedes realmente aprender y adaptar todos esos consejos a tu vida universitaria, laboral o incluso personal. Lo que sí que he visto es que el estudiante canadiense tiene metas muy claras desde un inicio, y aunque sean metas que pueden cambiar o modificar, siempre trabaja con base a cumplir objetivos cada cierto tiempo. Eso es algo que yo también adopté desde el inicio de la universidad y creo que es algo que me funcionó. De igual manera diría que hay que aprovechar los recursos que ofrece la universidad, conocer gente, ir a los eventos que se organizan, hacer networking… realmente nunca sabes dónde vas a encontrar una oportunidad profesional o académica.

Lo que también considero muy importante, y muy pocas veces te dicen, es encontrar personas que puedan ser tus mentores, personas que ya tengan experiencia en el campo profesional de tu interés y que estén dispuestas a ayudarte. En Canadá, y espero que también ocurra en nuestros países, la gente está muy dispuesta a ayudar, la gente está muy dispuesta a enseñarte y a abrirte una puerta y presentarte personas y estar ahí para ti si tú estás dispuesta a aprender también.

¿Puedes dibujar un perfil tipo del estudiante mexicano que ha elegido Canadá para realizar sus estudios universitarios?

Generalmente el estudiante mexicano que viene a Canadá ya se encuentra realizando un segundo o tercer intercambio. Es decir, ya estuvieron en Estados Unidos o en Europa y ahora dan una oportunidad a Canadá para continuar sus estudios. Muchas veces lo hacen en forma de intercambios desde universidades mexicanas pero también hay estudiantes mexicanos que deciden venir a Canadá a estudiar con el fin de mudarse definitivamente.

Como extensión de tu carrera universitaria has decidido crear un emprendimiento a medio camino entre Canadá y México…

Tiene que ver mucho con lo que te estaba platicando antes de tener metas a corto y medio plazo. Más o menos a la mitad de mi carrera universitaria yo todavía estaba muy indecisa sobre hacia donde quería llevar mi vida profesional. Yo sabía que quería mantener vínculos con México pero también sabía que me quería establecer aquí, entonces fue así como empecé a hacer búsquedas en Internet de asociaciones y grupos de mexicanos profesionistas en Canadá. Así encontré a personas como Guillermo Cruz, que es presidente del Mexico Business Club; y él a su vez me presentó a Rodrigo Contreras, que es el Trade Comissioner de México en Toronto. Fue una experiencia muy buena porque comencé haciendo prácticas en ProMexico, y este grupo de mexicanos en Toronto me abrió puertas y me dio la oportunidad de crecer, de aprender y de ganar experiencia, que no simplemente te ayuda para crear un curriculum sino que sirve también para dar inicio a una vida profesional aquí.

Alma Portillo ha co-fundado Linkit Mx, una consultora para emprendedores y empresarios mexicanos interesados en Canadá. Foto: Julio C Rivas / XQudra Media

¿Cómo estás enfocando tu proyecto empresarial?

Yo he estado involucrada en el Mexico Business Club en los últimos dos años. Se trata de una plataforma para empresarios mexicanos que buscan internacionalizarse en Canadá o ya están establecidos en Toronto. Esto se hace con la finalidad de crear un grupo de ayuda, un grupo de soporte y una plataforma para empresarios mexicanos, que en su momento no existía aquí. Si bien en Estados Unidos existen muchísimos grupos de empresarios mexicanos, en Toronto no era el caso y tampoco en Canadá. La razón es que el número de mexicanos que están residiendo en Canadá es mucho menor al de Estados Unidos.

Recientemente, junto a una compañera que también es mexicana, Alejandra Gallegos, decidimos crear un proyecto personal que fuera de la mano con el Mexico Business Club para seguir creando estos lazos de ayuda, estas plataformas de apoyo a mexicanos. Así es como surge Linkit Mx, que es una consultoría para emprendedores y empresarios mexicanos que, o todavía se encuentran en México y están buscando expandirse nacionalmente, o ya tienen una visión internacional y desean escalar a Canadá. Nosotros ofrecemos servicios legales, de diseño corporativo, diseño de web, estudios de mercado y agendas de negocios en Canadá. Todo esto lo estamos haciendo de la mano con agencias y organizaciones con las que hemos trabajado anteriormente como son el Mexico Business Club, Verónica Richards a través de WW Calls o Andrés Iracheta de Vive Canada Mx. Tenemos un buen número de empresas, organizaciones y personas que nos están apoyando.

“Es muy importante también contar con el apoyo de mentores porque tu experiencia canadiense se hará mucho más fácil, suave y agradable”.

¿De que manera ha sido determinante en tu evolución profesional en Canadá la red de contactos mexicanos que has ido creando?

Fue muy importante para mi y tuvo mucho impacto en el inicio de mi vida profesional haber encontrado a un grupo de mexicanos con experiencia tanto en el sector público como en el privado en México y Canadá. Que estuvieran dispuestos a abrirme sus puertas y me permitieran aprender de ellos ha sido clave para entender la manera en que los dos países llevan sus relaciones comerciales. Me he sentido muy orgullosa de ser participe de este esfuerzo de mexicanos en el exterior, que si bien ya no están residiendo en México, mantienen su conexión con el país y siempre lo están apoyando o buscando la manera de hacerlo.

¿Qué consejos darías para explicar a los emprendedores o estudiantes que quieren venir a Canadá, cuál es la mejor ruta para acceder a este país?

Primero se debe entender que Canadá es un país multicultural, es un país que abre las puertas a gente de todas partes del mundo. Y no solamente los recibe como ciudadanos de otros países, sino que se hace el intento de que el migrante se una a la sociedad canadiense y pueda vivir como canadiense. Y esto es muy importante porque para la gente que viene de otros países es fundamental que pueda mantener su esencia mientas se adapta a esta sociedad.

Lo segundo que diría es que deben conocer a gente de su ámbito de interés, ya sea de negocios, de las artes, de las ciencias… Existen muchísimos grupos aunque, si bien no son de ayuda, son grupos que te pueden presentar personas que van a tener un impacto en tu carrera profesional o en tu vida personal. Es muy importante también contar con el apoyo de mentores porque tu experiencia se hará mucho más fácil, suave y agradable. Y siempre mantener contacto con personas de tu interés, con personas que comparten tus gustos y que te van a apoyar.

¿Cómo ves a la comunidad mexicana en Toronto?

Diría que la comunidad mexicana en Toronto se adaptó muy bien a la sociedad canadiense. Existen grupos de mexicanos en Toronto pero no llega a ser una comunidad tan grande como la italiana, la portuguesa, la china o india. Es una comunidad joven y pequeña pero veo que está creciendo y está haciendo esfuerzos para trabajar por un bien común.