La primera gran remodelación introducida por Justin Trudeau en su gabinete ha traído al primer plano tres nuevos rostros que, sin embargo, tienen una gran trayectoria en la política canadiense. Quizá el caso más llamativo es el de Ahmed Hussen, nuevo ministro de Inmigración, que llegó a Canadá como refugiado huyendo de la guerra de Somalia en 1993 cuando era un adolescente. Hussen representó a la circunscripción de York South-Weston, en el oeste de Toronto, durante la última campaña electoral, que llevó a Justin Trudeau al poder.

El nuevo ministro canadiense de Inmigración, Ahmed Hussen, estuvo en los estudios de 360FM en octubre de 2015 durante la campaña electoral.

Ahmed Hussen

Inmigración, Refugiados y Ciudadanía

Ahmed Hussen llegó a Canadá como refugiado desde Mogadisco, Somalia, cuando era un adolescente. Es abogado y activista de la comunidad, se convirtió en el primer canadiense somalí en ser elegido para la Cámara de los Comunes en 2015 cuando ganó el distrito de York South-Weston en Toronto.

El ya nuevo ministro de Inmigración señaló tras conocerse su nombramiento que todos en política “traen sus antecedentes y experiencia en las tareas de responsabilidad que desempeñan, no soy diferente en ese sentido”, dijo. “Voy a aportar mi experiencia como inmigrante, pero también como abogado de inmigración, alguien que trabajó muchos años antes de postularse como activista comunitario, como organizador comunitario y como defensor de la comunidad”, afirmó.

Hussen fue presidente nacional del Congreso Somalí Canadiense, donde trabajó en la integración de esa comunidad, y también compareció ante el Comité de Seguridad Nacional de los Estados Unidos para discutir cómo el aislamiento puede conducir a la radicalización. “Una minoría de ellos cae en la alienación y se convierten en víctimas de una narración que los vuelve contra Canadá y los Estados Unidos, los mismos países que los han acogido y también han dado refugio a sus padres mientras huían de la brutal guerra civil en Somalia”, afirmó entonces .

Hussen afirmó este martes que se sentía orgulloso del récord que ostenta Canadá como lugar de asilo para refugiados. “Hemos sido mejores para ello.” Hussen se hace cargo también del expediente de inmigración que gestionaba hasta ahora su antecesor John McCallum, que ha sido nombrado embajador de Canadá en China.

Francois-Philippe Champagne

Francois-Philippe Champagne

Comercio Internacional

El diputado liberal que representa a la provincia de Saint-Maurice-Champlain en Quebec nunca ocultó su deseo de ingresar algún día en el gabinete federal. “Es Trudeau quien tiene la decisión pero conozco a la gente de su equipo económico”, dijo Champán poco después de su victoria electoral en 2015. Sus deseos no se cumplieron de inmediato pero Champagne supo crear durante los siguientes 15 meses un sólido perfil como secretario parlamentario del ministro de Finanzas, Bill Morneau.

Ahora se le ha concedido un papel mucho más relevante, asumiendo la cartera de comercio internacional de Chrystia Freeland, una parcela económica clave en un momento en que el gobierno canadiense está luchando para gestionar de la manera más adecuada la batería de promesas proteccionistas del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Freeland, que reemplaza a Stephane Dion como ministro de Asuntos Exteriores, seguirá liderando la relación comercial entre Canadá y los EE UU. Champagne se mostró optimista este martes sobre el resto asuntos que debe lidiar de manera urgente: “hay una gran cantidad de asuntos comerciales y relaciones en todo el mundo que necesitan gran trabajo y dedicación”, apuntó. Champagne tiene una formación como abogado, empresario y especialista en comercio internacional y contó con el apoyo del ex primer ministro Jean Chrétien durante su campaña electoral.

Karina Gould

Karina Gould

Instituciones Democráticas

La diputada liberal de Burlington da un gran salto en sus responsabilidades políticas después de servir como secretario parlamentario de la ministra de Desarrollo Internacional, Marie-Claude Bibeau. Trabajó como especialista en comercio e inversión en la Comisión de Comercio de México antes de dedicarse a la política, pero también tiene experiencia en desarrollo internacional.

Gould pasó un año de voluntariado en un orfanato en México y también organizó una campaña de recaudación de fondos para las víctimas del terremoto de 2010 en Haití cuando era estudiante de pregrado en la Universidad McGill. Trabajó como consultora en el programa de migración y desarrollo de la Organización de los Estados Americanos en Washington DC, antes de realizar un posgrado en relaciones internacionales en la Universidad de Oxford.

Se hace cargo de la cartera de Maryam Monsef, que ha sido ampliamente criticada por la forma en que ha gestionado la promesa de los Liberales de cambiar para las próximas elecciones federales el sistema de votación.