El músico español, que compatibilizará su nuevo trabajo con la dirección de la Filarmónica de Luxemburgo, comenzará con la orquesta canadiense en la temporada 2020-21.

Gustavo Gimeno será el próximo director titular de la Sinfonica de Toronto, entidad que ayer hizo pública la noticia en su página web, dando la bienvenida al director español. Gimeno se convertirá en el 11º Director Musical de la Orquesta a partir de 2020/21, la temporada número 99 de la institución, sucediendo de esta forma a Peter Oundjian como titular de la agrupación. El director valenciano ha firmado un contrato que lo mantendrá unido a la Toronto Symphony Orchestra durante cinco años, un cargo que supone un gran paso en la carrera internacional de Gimeno, que de esta forma se convierte en el primer español, tras Frühbeck de Burgos, Enrique Jordá y Jesús López Cobos en asumir la dirección de una gran orquesta en América del Norte. Gustavo Gimeno también es titular de la Filarmónica de Luxemburgo, cargo que hará compatible con su nueva responsabilidad en la capital de Ontario. La prestigiosa institución canadiense celebraba ayer en su página web la incorporación del director español, del que destaca su habilidad para “conectar con el público, tanto en el escenario como fuera de él.

“Este es un día emocionante para la Orquesta Sinfónica de Toronto”, ha señalado Catherine Beck, presidenta de la Junta de Directores. “En el TSO estábamos buscando un líder que llevara a nuestros talentosos músicos al siguiente nivel y, en el Maestro Gimeno hemos encontrado exactamente esa persona. Estamos en deuda con nuestro Comité de Búsqueda que reconoció que Gustavo tiene todas las cualidades que puede pedir en un Director de Música moderno. Dirigirá la orquesta con pasión e imaginación, llevará el TSO al lugar donde viven los torontonianos y estimulará la apreciación de esta gran música por parte de la ciudad”.

“Estoy muy orgulloso de convertirme en el Director Musical de la Orquesta Sinfónica de Toronto”, ha señalado, Gustavo Gimeno.

“Estoy muy orgulloso de convertirme en el Director Musical de la Orquesta Sinfónica de Toronto”, ha señalado, por su parte Gimeno. “Desde nuestro primer encuentro, me conecté con el sonido de la orquesta, su juego cultivado y su flexibilidad, y de inmediato me sentí como en casa, tanto musical como personalmente. Admiro enormemente el doble compromiso de TSO para desarrollar el repertorio principal, al mismo tiempo que presenta nuevos compositores y formatos de conciertos de una manera exclusivamente canadiense. Tengo muchas ganas de compartir nuestras historias musicales con nuestras fieles audiencias de todo el mundo”.

Gimeno accede así a un podio de prestigio por el que ya han pasado otros maestros de la talla de Walter Susskind, Seiji Ozawa, Karel Ančerl, Jukka-Pekka Saraste o Andrew Davis. Con este nombramiento, el maestro español consolida su prestigio a ambos lados del Atlántico y se establece como el más universal director español junto con Ataúlfo Argenta, Frühbeck de Burgos, Jesús López Cobos y Juanjo Mena.

En declaraciones al medio especializado en música clásica Beckmesser, el director valenciano ha señalado que la Sinfónica de Toronto es “musicalmente inteligente, con cultura, con un sonido cultivado, donde prima el colectivo. Muy profesional. Ambiciosa y abierta mentalmente”. Gimeno ha reconocido que decidió aceptar la oferta que le llegaba de Canadá porque “tiene que ver con el deseo de iniciar una nueva fase, de crecimiento conjunto en varias direcciones, tanto musicalmente como institucionalmente, con alguien que represente la multiculturalidad y la actividad cultural de la ciudad y que se implique en el trabajo a varios niveles”.

En este sentido ha apuntado que le atrajo la llamada de Toronto por la multiculturalidad de la ciudad, un elemento que la vincula con Luxemburgo: “Aunque con dimensiones bien contrastantes, en ambos casos hablamos de ciudades cuyos habitantes proceden de muchas diferentes culturas. En el caso de Toronto es espectacular… Aunque hablando de economía, las orquestas representan modelos contrarios de gestión: en Luxemburgo con gran apoyo estatal, mientras que en Toronto, al igual que el resto de orquestas norteamericanas, basan su presupuesto en aportaciones privadas”.

Gimeno, que comenzó su carrera internacional como asistente de Mariss Jansons y debutó al frente de la Royal Concertgebow de Amsterdam en 2014, explicaba recientemente al diario New York Times que desde su primer ensayo con la Sinfónica de Toronto se identificó con el sonido y la inteligencia musical de la orquesta. el director español ha firmado un contrato de cinco años con el TSO para comenzar en la temporada 2020/21. Sucede a Peter Oundjian, que fue nombrado Director Técnico de TSO en junio de 2018 después de 14 años como Director Musical.