En Francia, el sábado 26 de mayo, un inmigrante indocumentado de Mali de 22 años, Mamoudou Gassama, salvó la vida de un niño de 4 años. El niño había sido dejado solo mientras su padre iba de compras y jugaba Pokeman-Go. El paradero de su madre se desconoce. Mamoudou pasaba por allí y vio a una multitud de personas mirando hacia arriba. Vio al niño colgando del balcón. Sin perder un momento para pensar en el peligro para él, Mamoudou escaló los cinco pisos del edificio de apartamentos, cruzó de balcón en balcón, agarró al niño, lo colocó a salvo sobre la barandilla del balcón y lo llevó dentro del apartamento.

Mamoudou ha estado en Francia desde septiembre. Fue a Francia para reunirse con su hermano mayor. Ha vivido un viaje peligroso desde que salió de Mali alrededor del año 2012. Primero se quedó en Libia durante un año. Sufrió en Libia, fue arrestado y golpeado, pero estaba decidido a continuar su viaje hacia un lugar seguro. Cruzó el mar Mediterráneo y llegó a Europa en el 2014. Le autorizaron legalmente a permanecer en Italia.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se reunió con Mamoudou el lunes de esta semana. Lo llaman héroe por salvar al niño. Mamoudou recibió una medalla de oro de Francia por “coraje y devoción”. Pero eso no es todo lo que le han dado a Mamoudou. El presidente también lo recompensará por su valentía con una oferta de ciudadanía francesa y un trabajo como bombero. El presidente Macron dijo que la acción de Mamoudou fue “excepcional” y que merece un “trato especial”.

Muchas personas se preguntan si esto podría suceder en Canadá. ¿Podría nuestro primer ministro dar alguna vez la ciudadanía canadiense por un acto de valentía como éste? Antes de que alguien comience a escalar edificios para copiar las acciones de Mamoudou con la esperanza de obtener la ciudadanía, la respuesta es que Canadá ya tiene un programa de ese tipo que no requiere que uno lleve a cabo acciones tan heroicas.

En Canadá tenemos un programa especial llamado Razones Humanitarias y de Compasión, (Humanitarian and Compassionate Grounds, H & C). Este programa es específicamente para personas con casos meritorios, pero no sólo para casos como el de Mamoudou.

Canadá tiene un programa que otorga la residencia a personas con casos meritorios, pero no sólo para casos como el de Mamoudou

Las solicitudes se evalúan caso por caso y el oficial considera los siguientes factores: cómo se estableció la persona en Canadá; lazos familiares generales con Canadá; el mejor interés de los niños involucrados; y qué podría pasarle a la persona si no se le otorga la solicitud. Una aplicación de H & C no detendrá una orden de deportación, pero si el solicitante es removido del país mientras se está procesando un H & C, la solicitud continúa. Si se aprueba, el solicitante será regresado a Canadá para continuar el proceso hacia la residencia permanente.

Razones Humanitarias y de Compasión (H & C) cae bajo las secciones  A25 y A25.1 de la Ley de Inmigración y Protección de Refugiados (IRPA). A un oficial se le otorga poder discrecional para decidir si se le otorga el estatus de residencia permanente o una visa de residente permanente a una persona que de otra manera no calificaría en ningún otro programa o clase, en casos en los que existan motivos convincentes de H & C.

La discreción, como se da en un H & C, es un elemento valioso del programa de inmigración de Canadá. Es consistente con los objetivos de la Ley de Inmigración y Protección de Refugiados. Los objetivos principales de IRPA son promover la justicia internacional. Esta discreción no entra en conflicto con otras partes de la ley o los reglamentos, pero mejora el logro de los objetivos de la ley. El programa de H & C se utiliza en casos meritorios y no sólo como una forma de obtener la residencia permanente en Canadá.

Para ser elegible a solicitar la residencia por motivos humanitarios y de compasión, una persona debe solicitar el estatus de residencia permanente en Canadá, no un estatus temporal, y la persona ya debe estar en Canadá. El solicitante no puede tener más de una solicitud de motivos humanitarios y de compasión al mismo tiempo. Una persona no puede solicitar la residencia por motivos humanitarios y de compasión si tiene una solicitud de refugio pendiente. Si un solicitante de refugio ha recibido una decisión negativa sobre su reclamo, no puede solicitar motivos humanitarios y compasivos si la decisión se tomó en los últimos 12 meses. Si la persona proviene de un país de origen designado (como es el caso de Chile y México), la persona no podrá presentar la solicitud si la decisión se tomó en los últimos 36 meses.

Incluso si un caso se declara abandonado o retirado, se considera una decisión negativa y la persona no puede hacer una solicitud por motivos humanitarios y de compasión. Sin embargo, hay excepciones a la regla de un año y tres años: si la persona tiene niños menores de 18 años que se verían afectados negativamente si el solicitante fuera expulsado de Canadá, o si el solicitante puede demostrar que él, o uno de sus dependientes, padece una condición médica potencialmente mortal que no puede ser tratada en su país de origen.

Para hacer una solicitud de este tipo, la persona debe presentar un relato detallado de todo lo que ha logrado en Canadá, y es responsable de proporcionar toda la información necesaria para probar su caso.

Las siguientes son algunas consideraciones que tienen los oficiales de inmigración al procesar las solicitudes de H & C: establecimiento en Canadá; inhabilidad de salir de Canadá que la ha llevado al establecimiento en el país; vínculos con Canadá; el mejor interés de cualquier niño afectado; consideraciones de salud; consideraciones de violencia familiar; consecuencias de la separación de un familiar; factores en el país de origen (no relacionado con la búsqueda de protección); cualquier otro factor relevante que no esté relacionado con la búsqueda de protección.

Estos casos tardan mucho tiempo en prepararse adecuadamente y el solicitante necesita mucho esfuerzo para reunir y presentar toda la documentación para hacer una crónica de sus logros en Canadá. Todo lo que se hace en Canadá, no importa cuán pequeño sea, se debe presentar para mostrar el establecimiento: trabajo, educación, actualizaciones, trabajo voluntario, premios, cartas de amigos, de compañeros de trabajo, de maestros activos en Canadá.

Una vez que las razones humanitarias son escritas en un argumento legal,  se recogen los documentos y se completan los formularios, y todo el caso se envía a la Oficina de Reducción de Trabajos Pendientes en Vancouver. Una vez que se crea un archivo, el caso puede tomar alrededor de un año o más para que haya una decisión.

Como se puede ver, el presidente de Francia puede otorgar la ciudadanía a un inmigrante indocumentado excepcional que salvó la vida de un niño, pero en Canadá, ya tenemos un programa por el cual las personas que se establecen  en Canadá,  se integran y también  ayudan a otros son recompensadas si, Este programa se llama Solicitud por Razones Humanitarias y de Compasión.

  • Últimos artículos
Vilma Filici Contributor
@ filici-palacio.com
Vilma Filici, presidenta de Filici Palacio Immigration Services, es profesora de leyes de inmigración y refugio en Seneca College Toronto, y asesora en materia de inmigración para diversas organizaciones comunitarias. Escribe sobre asuntos migratorios en varios medios hispanos de Toronto y es fuente de información para, entre otros, los diarios Toronto Star y Toronto Sun, y las emisoras Radio Canadá y CBC.
follow me