La candidata del NDP al gobierno de la provincia de Ontario, Andrea Horwath, se presenta como la gran alternativa a Doug Ford en las elecciones provinciales del próximo 7 de junio.

La candidata del NDP al gobierno de la provincia de Ontario, Andrea Horwath, está superando a Kathleen Wynne en las encuestas, una semana después de iniciarse la campaña electoral. Según la encuesta que el Instituto Ipsos ha realizado por encargo de Global News, un 35% de los encuestados aseguró que votara a Horwath, lo que supone un incremento de 6 puntos sobre el anterior sondeo realizado hace tan solo una semana. Los liberales, actualmente en el poder, solo obtendrían un 22%, cuatro puntos porcentuales menos que la semana pasada.

Según las diferentes interpretaciones que se han realizado de estos resultados, el ascenso del NDP se debe a que concentra buena parte del voto progresista contra Doug Fourd, el candidato de los Conservadores Progresistas, que encabeza el sondeo de Ipsos con un 40%, un porcentaje que permanece estable desde el inicio de la campaña. El trasvase de votos se está produciendo entre los liberales y el NDP.  Solo el 3% dice que votaría por otros partidos (incluido el Partido Verde).

Darrel Bricker, director ejecutivo de Ipsos Public Affairs, ha explicado a Global News que los Tories tienen algunas disputas clave: en la región 905, con muchos escaños en juego, están ganando en 20 puntos porcentuales. En esa región, el 49% de los encuestados dice que votaría PC, el 29% dijo que votaría el NDP y el 20 % a los liberales. En la región 416 de Toronto, el NDP tiene el liderazgo más fuerte con un 38% de intención de voto. Otro 34% dice que votaría PC, mientras que el 26% se decantaría por los Liberales.

Ipsos: “Con la creciente creencia de que el NDP es la mejor opción para detener a Ford, el voto “anti Ford” se está fusionando detrás del estandarte de Horwath”.

Fuera del GTA a los liberales tampoco les va mejor. En el suroeste y el norte de Ontario, el NDP lidera los sondeos con el 41% y el 47% de los votos respectivamente, mientras que los conservadores ocupan el segundo lugar con el 35% y el 27%. Los liberales obtienen solo el 18% de los votos en la región sudoeste y el 25% en las regiones del norte.

Los conservadores tienen una clara ventaja en el centro de Ontario con el 41% de los votos, el NDP le seguiría de cerca con el 39% y los liberales se quedarían ya muy lejos con apenas el 20% de los votos. El este de Ontario es la única región en la que los liberales no ocupan el tercer lugar: están en segundo lugar, con el 26% de los encuestados. Pese a todo, no es un buen dato para la candidatura de Kathleen Wynne ya que todavía quedarían 23 puntos puntos por detrás de los conservadores, que lideran la intención de voto con el 49%.

Los analistas de Ipsos consideran que los resultados de este nuevo sondeo marcan ya claramente una tendencia: las elecciones provinciales del próximo día 7 de junio se van a polarizar en las candidaturas de los Progresistas Conservadores y el NDP.  “Con la creciente creencia de que el NDP es la mejor opción para detener a Ford, el voto “anti Ford” se está fusionando detrás del estandarte de Horwath”, dice un comunicado de prensa de Ipsos.

La encuesta mostró también que los liberales y el NDP están más dispuestos a cambiar su voto: el 40% de los votantes del NDP y solo el 31% de los votantes liberales dijeron que están absolutamente seguros de su elección. Este dato es especialmente bajo si se compara con el que muestra el voto conservador:  el 56% de los votantes dijeron que tenían claro su voto.