El escritor mexicano Laury Leite vive en Toronto desde hace siete años. Acaba de presentar su novela “En la soledad de un cielo muerto” (La Pereza Ediciones). Foto gentileza de Luz Cultural

El escritor mexicano Laury Leite está presentando estas semanas su novela En la soledad de un cielo muerto, que se publicará en inglés este año. Lo acaba de hacer en Estados Unidos, en concreto en el Instituto Mexicano de Cultura de Miami, y tiene previsto nuevos eventos en otros puntos de América Latina durante los próximos meses. Leite, que vive en Toronto desde hace siete años considera que “a veces desde la distancia uno puede entender mejor su país”.

Leite se refiere así en una entrevista con Efe al hecho de que escribió En la soledad de un cielo muerto y también su segunda novela, La gran demencia, aún no dada a imprenta, desde fuera de México, pero ambas historias suceden en su país natal, del que permanece alejado desde hace 14 años.

“La distancia y comparar la vida en otros países te da la posibilidad de mirarlo (a México) más a fondo”, señala este escritor de 33 años, quien ve en una sociedad “tan conflictiva” como la mexicana “mucho material literario”. “Es una mezcla de culturas tan explosiva como fascinante”, sostiene. La editorial de Miami La Pereza compró a la española Ediciones Carena los derechos en español e inglés para el mercado de Estados Unidos y su sello en inglés Lazy Publisher la publicará este año.

Radicado en Toronto (Canadá) desde hace siete años, Leite ha escrito su segunda novela gracias a una beca del Gobierno de Ontario que le ha permitido dedicarse por completo a su tarea literaria.

Si en En la soledad de un cielo muerto habla del desarraigo y de la falta de “un lugar en el mundo” que siente un mexicano que emigró a España y debido a la crisis económica en ese país debe regresar al suyo y a vivir con su madre, en La gran demencia retrata la vida de una familia en los suburbios de la capital de México.

“Los padres son antiguos “hippies” que se adaptaron al modo de vida convencional y tuvieron tres hijos, cada uno muy diferente en su manera de pensar y vivir”, subraya Leite.

También son muy diferentes las dos novelas de Leite, empezando por como las escribió.

Según relata en la entrevista mostrando el original, lleno de tachaduras, anotaciones a pie de página y subrayados en distintos colores, la primera la escribió a mano y solo cuando estuvo finalizada la pasó a una computadora. En la segunda, “más larga, compleja y con más perspectivas y narradores”, usó la computadora desde el principio.

“Han sido dos desafíos muy diferentes”, señala el autor mexicano-canadiense, pues ya obtuvo la nacionalidad del país donde reside actualmente y del que es su esposa.

Antes de establecerse en Canadá vivió en España y quizás por eso le interesan las migraciones y el desarraigo, pero en sus novelas evita deliberadamente caer en la autobiografía. “La computadora es hoy en día lo más parecido a un hogar para mucha gente”, señala el escritor.

En su segunda novela da un “salto histórico” de la crisis económica, que fue como un “huracán” o un “terremoto” que lo trastocó todo, a lo que ha venido después, que a su juicio es una suerte de locura colectiva “muy peligrosa”, de ahí el título.

Leite enmarca la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos en ese proceso emocional e ideológico abierto después de la crisis, que ha traído “nuevos populismos, racismos, fascismos y chivos expiatorios” y coincide con “el colapso ecológico”.

El autor mexicano presentó ya su primera novela en España, ha hablado de ella en diversas universidades de Estados Unidos y en abril viajará a Bogotá para asistir a la Feria del Libro.