Los insultos racistas del presidente de Estados Unidos han dado la vuelta al mundo. Su frase, “por qué recibimos a gente de países de mierda”, ha generado amplio rechazo dentro y fuera de EE UU. Este viernes la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión Africana, Haití y El Salvador criticaron con dureza los exabruptos de Donald Trump, que hacían referencia a inmigrantes de las dos naciones caribeñas y de países africanos, residentes en EE UU. El embajador estadounidense en Panamá ha dimitido, afirmando que “ya no puede servir bajo el Gobierno de Trump”. Paul Ryan, el líder de los republicanos en el Congreso, tachó los calificativos de “desgraciados y poco útiles”.

“No hay otra palabra para describirlo que racista. No se puede tachar a países y continentes enteros como ‘agujeros de mierda’, retirando a sus poblaciones, que no son blancas, la entrada a EE UU”, afirmó en Ginebra el portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU.

[…]

Leer más en El País