Aïcha, 14 años, es una adolescente soñadora y rebelde que está en conflicto con su madre por haber abandonado a su padrastro. Esta es la trama principal de “Et Au Pire, On Se Mariera”, una de las seis películas que se proyectarán en el Festival de Cine Canadiense de Madrid.

Del 26 al 28 de enero se va a celebrar en la Cineteca de Madrid la primera edición del Festival de Cine Canadiense, un proyecto promovido por María Aparicio, Carmen Mateos y Laura Marino, profesionales pertenecientes al campo de la cultura y la comunicación en la capital de España y vinculadas a Canadá, en donde han vivido largas temporadas. Aparicio ha publicado varios trabajos periodísticos sobre el cine canadiense y la presencia de la capital de Ontario en algunas de las películas más famosas de las últimas décadas. El Festival cuenta con el respaldo de la Embajada de Canadá en España y la Oficina de Quebec.

Según señala María Aparicio, “el Festival nace con la vocación de convertirse en una cita anual del cine canadiense en Madrid”. De momento, esta primera experiencia va a servir para calibrar el interés que despierta la producción procedente de un país con gran peso en la industria cinematográfica mundial pero con un protagonismo muy limitado en el ámbito de la creación. El Festival, según sus promotoras, quiere ser también por extensión un escaparate para difundir “cualquier iniciativa que promueva la cultura canadiense en Madrid”.

En esta primera edición se van a programar seis películas que están unidas por la especial sensibilidad que sus directores han mostrado respecto a la grandiosa geografía canadiense: desde el Ártico de Nunavut hasta las extensas praderas interiores o las costas atlánticas de Nueva Escocia, el paisaje del Canadá actúa como un poderoso decorado sobre el que se desarrollan intensas historias que muestran la realidad de un país tan diverso como complejo. Entre los directores elegidos destaca Chloé Robichaud, que cuenta con varios premios y nominaciones en el Festival de Cannes, TIFF o BFI; o Léa Pool, Premio del Público en el Festival de Quebec de 2016 con La passion d’Augustine.

Las películas se proyectarán desde el viernes 26 hasta el domingo 28 en la Cineteca Matadero (Plaza de Legazpi, 8), y el precio de las entradas es de 3,5 euros. Las proyecciones se realizarán en versión original subtitulada al español.

IQALUIT

Esta ciudad del Ártico canadiense da nombre a la película del galardonado director Benoit Pilon, que muestra la realidad de la vida en el norte y de las costumbres inuits. Viajando al Ártico por primera vez, Carmen llegó a Iqaluit para atender a su marido, Gilles, un trabajador de la construcción que resultó gravemente herido.

Tratando de averiguar lo que sucedió, entabla una amistad con Noah, el amigo de Gilles, y descubre que a pesar de vivir en mundos muy distintos comparten una historia similar. Juntos, Carmen y Noah se dirigen a Frobisher Bay, ella, en busca de respuestas a sus preguntas; él, tratando de detener a su hijo. La que puede parecer una historia intimista y reflexiva da geniales giros inesperados con toques de humor negro en sus escenas policiales.

LES MAUVAISES HERBES

El director Louis Belánger es el responsible de esta comedia ingeniosa que trata temas actuales con un humor exótico y poco común. Además de un excelente guión, la película cuenta con la actuación de un cuarteto de lujo, cuatro interpretaciones magistrales a juicio de la crítica canadiense.

Jacques es un actor que huye al campo acosado por las deudas de juego. Allí conoce a Simon, un astuto agricultor que lo manipula e introduce en su negocio de marihuana. Tras un comienzo difícil consiguen trabajar juntos cultivando hierba. Pronto conocen a Francesca, que se une a ellos. Cuando llega la cosecha de invierno y por fin han aprendido a vivir y trabajar juntos, fuerzas externas amenazan el delicado equilibrio de su convivencia y el pequeño negocio.

PAYS

La directora Chloé Robichaud, que cuenta con varios premios y nominaciones en el Festival de Cannes, TIFF o BFI, ofrece en Pays una sensible historia de personajes a medio camino entre su condición femenina y el mundo de la política. Emily, una estadounidense que trabaja como mediadora de conflictos, intenta encontrar el equilibrio entre su vida familiar y profesional mientras lleva a cabo duras negociaciones políticas en un país cuyos recursos naturales están siendo altamente explotados.

En Pays (País) la política es solo una excusa para descubrir a los personajes. Retratos contemporáneos de mujeres actuales que intentan afirmarse y hacer malabarismos con su carrera, pareja e hijos. Intimista y con sutiles toques de humor, Pays no es solo una defensa feminista sino también un reflejo de lo absurdo que pueden llegar a ser la toma de decisiones políticas.

ET AU PIRE, ON SE MARIERA

Tras el éxito de su última película (La passion d’Augustine, Premio del Público en el Festival de Quebec 2016), la directora Léa Pool recupera sus preocupaciones adolescentes con la adaptación de la novela de Sophie Bienvenu. Aïcha, 14 años, es una adolescente soñadora y rebelde que está en conflicto con su madre por haber abandonado a su padrastro. Atrapada en la sensación de que nadie la entiende, se enamora perdidamente de Baz, un músico que le dobla la edad. Una historia de amor imposible en un contexto familiar complicado que expone la fragilidad de una adolescente que busca desesperadamente apoyo y atención.

WEIRDOS

El director Bruce McDonald, a quien los fans del cine de terror le conocen por Pontypool, The Tracey Fragments o The Husband, muestra su faceta más romántica en esta deliciosa comedia dramática en blanco y negro. Ambientada en Nueva Escocia en 1976, celebrando el Bicentenario Americano, el adolescente Kit traza con la ayuda de su novia Alice un plan para huir de casa y llegar en autoestop hasta su glamurosa madre. Pronto verá cómo la relación con Alice es puesta a prueba a medida que se acerca a una comprensión que cambiará su vida. Los actores Dylan Authors (The Husband) y Julia Sarah Stone (The Unseen) protagonizan el film junto a la veterana Molly Parker.

ANGRY INUIK

Las focas son símbolo del activismo por los derechos de los animales pero también son el alimento base de los inuits. La directora inuit Alethea Arnaquq-Baril da voz a su pueblo para defenderse de los prejuicios culturales que rodean su estilo de vida. Por primera vez se muestra a las familias de esquimales del Canadá Ártico y cómo se organizan para encontrar su lugar en un mundo cada vez más globalizado.