Lido Pimienta durante su discurso de aceptación del Polaris Prize, el galardón más importante de la industria musical canadiense, que la colombiana recibió a mediados del mes de septiembre. Foto: Lido Pimienta / Facebook

La entrega del premio Polaris, el más importante de la industria musical canadiense, a la artista de origen colombiano Lido Pimienta ha sido recibida con admiración y sorpresa por buena parte de la prensa especializada del país. El Globe and Mail la ha elegido también como la artista del año en Canadá. La irrupción de Lido, una artista que canta en español, en una escena fundamentalmente anglosajona ha removido los cimientos de una industria que por fin empieza a mirar al sur sin prejuicios. Los canadienses, de repente, han descubierto que más allá de Despacito existe un universo musical en América Latina que rebosa talento, que se nutre de múltiples influencias y explora con soltura vanguardias musicales y territorios de fusión. El álbum por el que Pimienta ha sido galardonada, La Papessa, es un buen ejemplo de esa creatividad sin límites que fascina a la música anglosajona, a veces demasiado anclada en los patrones clásicos del rock y del pop.

El triunfo de Lido Pimienta ha servido, indirectamente, para girar la vista a otras músicas y otros artistas hispanoamericanos que trabajan en Canadá desde hace años y que han sabido encontrar su espacio en un país en el que la música es un fiel exponente de la multidiversidad de su sociedad. La extraordinaria diversidad étnica del país ha atraído hasta Canadá a talento de todo el mundo, que ha sabido mezclarse con artistas que importan diferentes legados y tradiciones culturales, conformando un universo musical de un valor y riqueza formidables. Como muestra, hemos elegido a seis artistas que representan la dinámica escena latinoamericana en Canadá: algunos de ellos son contrastados artistas de larga trayectoria y otros jóvenes promesas que exploran nuevos lenguajes y fusiones. Hay muchos más pero esta es una pequeña selección.

LIDO PIMIENTA (COLOMBIA)

Foto: Lido Pimienta.

Lido Pimienta nació en Colombia. En plena adolescencia, a mediados de la pasada década, emigró a Canadá y desde el primer momento se sintió atraída por la floreciente escena art-rock de Toronto, convirtiéndose pronto en un elemento destacado de esa tribu urbana que se ha hecho famosa en la ciudad a través de un acrónimo que fija sus señas de identidad blanco sobre negro: BIPOC (negro, indígena y de color). El primer disco de Lido Pimienta en Canadá fue Color, publicado en 2010. En esa ópera prima reinventó los confines de la música tradicional folklórica a través de bucles vocales. Después del lanzamiento del álbum, Pimienta se separó de su esposo y colaborador musical, Michael Ramey, y desarrolló sus habilidades de producción antes de lanzarse a trabajar en su segundo álbum, La Papessa, seis años más tarde. Concebido como un plan de batalla para “una guerra, con amor”, el álbum utiliza lujuria, determinación, lealtad y la maternidad de una madre soltera para mostrar cómo las muchas manifestaciones del amor pueden ofrecer fuerza en momentos de vulnerabilidad. Ese disco recibió elogio unánime de la crítica canadiense y hace algunas semanas el premio Polaris, el galardón más prestigioso de la industria nacional del país, por delante de figuras casi intocables en el imaginario colectivo de Canadá como Leonard Cohen, Feist, Gord Downie o A Tribe Called Red, quienes eran los favoritos de muchos para hacerse con el galardón.

ALEX CUBA

Foto: Alex Cuba

Alex Cuba es la gran figura de la música latina y caribeña en Canadá, su estrella más reconocida. Ganador de cuatro Grammy Latino y dos Juno Awards, Cuba es un cantante y compositor que ha sabido evolucionar desde la tradición de sus orígenes cubanos hacia estilos y sonidos contemporáneos que mezclan las melodías dulces de caña de azúcar, ganchos de pop-soul y poderosos riffs de guitarra. Es un verso suelto dentro del panorama musical latino. A lo largo de su exitosa carrera musical (tiene publicados, hasta el momento, cinco discos en solitario), ha colaborado con artistas de la talla de Nelly Furtado, Juan Luis Guerra, Juanes y Ron Sexsmith. Nacido Alexis Puentes en Artemisa, Cuba, en el seno de una familia de larga tradición familiar, se unió ya de niño a su padre (el respetado guitarrista y maestro Valentin Puentes) y un grupo de 24 guitarristas en una actuación transmitida por la televisión nacional cubana. En 1999 Alex se trasladó a Vancouver (su mujer es canadiense), donde pronto grabó un álbum titulado Morumba Cubana junto a su hermano gemelo Adonis, como The Puentes Brothers. Ha ganado dos premios Juno en la categoría de Album del año de World Music en 2006 por “Humo De Tabaco”, y en 2008 por su segundo álbum, Agua Del Pozo.

En 2010 Alex se llevó el premio al Mejor Nuevo Artista en los Premios Grammy Latinos, donde también fue nominado al Mejor Álbum Vocal Pop Masculino. Igualmente fue nominado al Mejor Álbum Pop Latino en la 53ª edición de los Premios Grammy y en 2011 recibió un premio BMI Latin por su composición del primer gran exito en español de la canadiense Nelly Furtado, Manos Al Aire. En 2012 Alex lanzó su cuarto álbum Ruido en el Sistema y recibió su segundo Socan Hagood Hardy Award en reconocimiento a su gran trabajo en el campo del Jazz y World Music. También ganó su segundo Grammy Latino, esta vez como compositor. Alex escribió junto a Yoel Henriquez la canción Toma mi vida para el album Aquí estoy yo de Milly Quezada.  Recibieron el Grammy Latino a la Mejor Canción Tropical. En 2013 volvió a traer un Grammy Latino por el video de la canción Eres Tú. En 2015 logró el cuarto Grammy Latino de su carrera, hasta el momento, al Mejor Album de Cantautor por Healer, del que es también productor.

NATASHA ROLDÁN (COLOMBIA)

Foto: Natasha Roldán

Natasha Roldán es una figura cada vez más presente en la escena del jazz de Toronto. Cantante y compositora colombiana, transita entre unas evidentes influencias de la música jazz y un gusto por la música tradicional latinoamericana y europea, a la que suele dar un toque alternativo con esencias folk. En 2015 publicó en Toronto su EP No Apologies, producido por el compositor y productor Jorge Gil y coproducido por la propia Natasha. Los críticos han destacado de este trabajo que se mueve en una esfera alternativa de jazz-pop. Natasha ha sido galardonada con el Premio Ella Fitzgerald de Jazz Performance (2016), el Premio Sorbara en Música (2015) y ha sido nominada en dos ocasiones a mejor vocalista de Jazz en los Toronto Independent Music Awards (2015 y 2016). Actuó en el TEDx (2013) y alcanzó la semifinal regional en un concurso de búsqueda de nuevos talentos convocado por la CBC en 2014. En la actualidad sigue recorriendo escenarios de Canadá y de otros países con un formato básico de voz y guitarra y trabaja en el proyecto de interpretación multilingüe Canciones para viajar por el mundo.

AMANDA MARTÍNEZ (MÉXICO)

Foto: Amanda Martínez

La cantante mexicano-canadiense Amanda Martínez es uno de los personajes más reconocidos de la escena musical del país. Afincada en Toronto, su voz y sus influencias son un viaje permanente por sus raíces familiares, que se extienden por el México paterno y la Sudáfrica de su madre, pasando por el flamenco español o la bossa-nova brasileña. Ha llevado su música por algunos de los acontecimientos mundiales más relevantes de la última década, como la Copa del Mundo FIFA 2010 en Sudáfrica y los Juegos Panamericanos de Guadalajara en 2011 y Toronto 2015, donde ejerció además de co-directora del apartado cultural del evento, conocido como Ignite. Su voz ha sonado en escenarios del prestigio y la historia del Winter Garden Theatre y Koerner Hall de Toronto, el festival de Jazz de Montreal, el Festival Centro Histórico de México asi como en el emblemático club de jazz neoyorquino Blue Note. Tiene tres discos publicados, el más reciente, Mañana (2013), fue co-realizado por el afamado productor español de flamenco y guitarrista Javier Limón, ganador de un Grammy y dos Grammy Latinos. Limón, ha dicho de Amanda Martínez que es “una de las más grandiosas voces del mundo”. Sus dos discos anteriores, Amor (2009) y Sola (2006) le valieron sendas nominaciones como Artista de Latin Jazz del Año en los Premios Nacionales de Jazz de Canadá.

OGGUERE (CUBA)

Foto: Ogguere

El cubano Ogguere (aka Edrey Riveri) es un talentoso cantante y poeta de jazz que une las formas contemporáneas y tradicionales de la música afrocubana: rumba, son, salsa o timba con estilos más universales como el jazz, funk, rock, disco o hip hop. Durante los últimos años, Ogguere ha crecido enormemente en el escenario internacional a través de su asociación con la mundialmente famosa Havana Cultura de Gilles Peterson. Como parte integral de esta innovadora colaboración global, Ogguere ha actuado en Norteamérica y Europa. Tiene dos discos publicados en solitario, Solar (2011), que fue nominado para un premio Cubadisco, y el más reciente Raíces. Desde que se mudó a Toronto en 2010 se ha convertido en una voz vital dentro de las escenas latinas de jazz cubano, hip hop y rap de La Havana Norte. Nacido en La Habana, Edrey comenzó su carrera en 1995 cuando conoció al grupo Amenaza, que actuaba bajo el nombre de Orishas y se convirtió en el grupo de rap cubano más conocido de todos los tiempos. Colaboró con ellos como artista invitado en algunos de las primeras etapas en Cuba. En 1996, Edrey formó su propio grupo, 100% Original, y compartió escenario con artistas internacionales de hip hop como The Roots, Mos Def, Common Sense, Montel Jordan y La Mala Rodríguez entre otros. Rápidamente fue reconocido como uno de los pioneros de la escena del rap cubano.

CELIA PALLI (ESPAÑA)

Celia Pallí. Foto: QXuadra Media

La cantante española Cèlia Pallí vive en Toronto desde haca casi catorce años. En 2015 publicó su primer disco I’ll be fine, un trabajo que ofrece a la perfección su rico universo de influencias y estilos, que algunos críticos han bautizado como “pop étnico”. Celia llegó a Canadá desde España siguiendo la estela de una de sus cantantes más admiradas, Nelly Furtado. “Si ella ha salido de Toronto eso significa que ésta es una buena ciudad para crecer como artista”, pensó la cantante de origen catalán. Después de muchos años de formación y actuaciones en pequeños locales de la ciudad, en 2009 le llegó la oportunidad de su vida: se convirtió en una de las voces del coro de Nelly Furtado, a quien acompañó en sus giras por América Latina y Europa. Ahora, alcanzada su madurez como cantante y compositora, comienza a consolidar una carrera en solitario que está siendo abrazada con entusiasmo por la crítica y el público tanto en Canadá como en su país de origen.