Campañas como la emprendida bajo el slogan “Colombia, realismo mágico”, han sido muy importantes para transformar la imagen de Colombia en el exterior.

Hace poco más de diez años Colombia era uno de esos países que no resultaba atractivo por su conflicto armado interno y las malas noticias que se leían en el exterior, lo cual era confirmado por  los altos indicadores de violencia. Todo ello hacía que Colombia fuera un país muy poco llamativo para visitar o incluso para hacer negocios.

Lo más injusto es que, pese a todo ello, no había dejado de ser una de las economías más sólidas de la región; pero de muy poco sirve tener buenos indicadores cuando la marca o lo que en inglés se conoce como “branding” no refleja un buen valor.

Para sorpresa de muchos, la marca Colombia está hoy en el escalafón de las 50 más valiosas del mundo, según el Reporte Anual de las Marcas País 2017 realizado por Brand Finance,  y que fue publicado a finales de octubre pasado.

Colombia aparece en el puesto 40, por encima de países como Israel, Nueva Zelanda o Portugal. Durante el último período subió tres puestos. El año pasado se ubicaba en el 43.

De acuerdo con los indicadores establecidos por Brand Finance, el valor de la marca Colombia hoy es de US$239 billones. En 2016 era de US$181 billones. Es decir, se revalorizó un 42% en el último año. La calificación es A+, que significa muy fuerte.

La marca nacional es de mucha importancia, si se tiene en cuenta que cuando los grandes inversionistas toman sus decisiones, no solo tienen en cuenta los factores de estabilidad económica, política y financiera, si no que hay un componente emocional importante, y es ahí cuando la marca país toma su valor real.

Existe una relación directa entre la fortaleza de la marca país y los flujos de inversión.  

Tal y como lo resalta el informe anual, existe una relación directa entre la fortaleza de la marca país y los flujos de inversión.

Estos resultados se deben indudablemente al mensaje internacional que ha tenido la firma del acuerdo de paz entre las Farc y el Gobierno, así como la desmovilización de esta guerrilla. Asimismo, el crecimiento de la economía, que aunque sigue siendo conservador, se mantiene en positivo.

Adicionalmente, Colombia se ha convertido en uno de los destinos turísticos más interesantes. Prueba de ello es que revistas como Lonely Planet han declarado al país suramericano como uno de los 10 mejores lugares para visitar. No en vano más de cinco millones de turistas extranjeros visitaron el país en el 2016.

Sin embargo, la incertidumbre que genera en la actualidad el futuro del acuerdo de paz, especialmente relacionado con la elección presidencial, puede impactar este indicador en próximas actualizaciones. Sería de mucha importancia que los candidatos presidenciales tengan en cuenta el daño que se le haría al país al dar por terminado el acuerdo o incumplirlo y dejar que los desmovilizados volvieran a tomar las armas.

Tal y como lo advierte el presidente de Brand Finance, David Haigh, la gestión eficiente de la marca país no tiene nada que ver con el orgullo nacional de sus ciudadanos sino con las mejoras, la estabilidad económica y el impacto que ello puede causar en el país.

Aunque no nos guste reconocerlo, todo y todos somos una marca y como tal todos tenemos un compromiso, no solo con mi personal branding, sino también con la marca de mi país, así que cuidado con nuestras decisiones a la hora de elegir.

China avanza a pasos agigantados

Estados Unidos sigue siendo de lejos, la marca más poderosa. Se mantiene en el primer puesto con un valor de US$21.055 billones. Sin embargo, sólo se revalorizó un 2% entre el 2016 y el 2017.

China se ubica en el segundo lugar, pero el valor de su marca aumentó un 44% en el último año. Ésta se sigue consolidando como la nación líder del mundo no solo en el aspecto económico sino también geopolítico. Es el mayor exportador del mundo y el de mayor poder adquisitivo. Mientras, Estados Unidos y algunos de los países europeos están preocupados solucionando sus diferencias políticas internas, como es el caso de Inglaterra que en este momento centra su atención en el “Brexit”.

Tal y como lo menciona el resumen ejecutivo de este estudio, la marca de EU se está estancando y eso se debe a los desafíos que enfrentan su economía, principalmente causado por la incertidumbre que genera el retiro masivo de los baby-boomers y el impacto que ello tendrá en el crecimiento económico de este país.

A ello se suman, las decisiones políticas del presidente Donald Trump en temas relacionados con los cierres de fronteras a los inmigrantes y refugiados y las polémicas decisiones frente al incumplimiento de compromisos globales relacionados con el cambio climático y acuerdos comerciales como el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte).

De los países latinoamericanos, México se ubica en el lugar 13, Brasil 18; Argentina, 36; y Chile en el 37.

¿Cómo se construye este índice?

El Indice de Fuerza de la Marca (Brand Strength Index) contempla tres pilares: Inversión, Sociedad y Bienes y servicios.

Cada una de estas variables tiene diferentes sub-variables. Es así como en el caso de inversión se tiene en cuenta aspectos como regulaciones, impuestos, infraestructura y protección a la inversión. En lo relacionado con el mercado, se califican aspectos como el uso de la tecnología, investigación y desarrollo, desarrollo de negocios y mercados, educación y capacitación, retención laboral  y uso del talento.

En lo que tiene que ver con sociedad se tienen en cuenta aspectos como corrupción, sistema judicial, seguridad, imagen, calidad de vida y ética corporativa.

  • Últimos artículos
Luz Dary Madroñero Contributor
Independent journalist. For more than 15 years, Luz was responsible for the economic sector for some of Colombia’s biggest media outlets. She has held the position of Community Outreach and events coordinator at the Consulate General of Colombia in Toronto, press officer for the National Planning Department of Colombia, the Institute of Urban Development of Bogota and the Institute of Public Administration of Canada.
follow me