Toronto se ha consolidado como una de las grandes capitales financieras de Norteamérica. Foto: Lattin Magazine

El empleo en el sector de servicios financieros de Toronto ha crecido en el transcurso de los días últimos años de manera exponencial, en contraste con lo que está ocurriendo en buena parte de las principales ciudades de Estados Unidos, que están experimentando un preocupante declinar. Los grandes centros bancarios americanos ven desaparecer los empleos debido al persistente impacto de la crisis financiera, según un informe de la Conference Board of Canada.

El empleo en Toronto en este sector aumentó un 25% y sumó 54,580 puestos de trabajo entre 2006 y 2016, según el informe. Nueva York, en cambio, perdió un 3.5% de los empleos en finanzas, mientras que Chicago bajó casi un 11%. Mientras las ciudades estadounidenses siguen luchando por recuperarse de la crisis, Toronto ha avanzado a velocidad de crucero en este tiempo. La ciudad ha estado escalando posiciones en las listas de capitales financieras globales y recientemente ha sido calificada como el séptimo centro financiero más importante del mundo según el Índice de Centros Financieros Globales. En un año ha escalado seis puestos.

Toronto sólo está por debajo de Nueva York en términos de empleo en servicios financieros en América del Norte, y la ciudad canadiense se ubica en sexto lugar en el mundo en esa medición, por debajo de Pekín, Londres, Shanghái y Tokio, según el informe del centro de investigaciones con sede en Ottawa.

Cuando se trata de depender de trabajos financieros, Toronto y Zurich (Suiza), están “en una liga propia”, señala el informe. Alrededor del 8,5% de todos los empleos en Toronto y Zurich pertenecen al ámbito financiero (272.280 en términos absolutos), en comparación con alrededor el 6,5% de Nueva York y Londres.

Pero a nadie se le escapa que Toronto y su sector financiero corren el riesgo de morir de éxito. Un reciente informe de LinkedIn reveló que la capital de Ontario tiene un exceso de oferta de profesionales bancarios. En contraste, la ciudad tendría necesidad de más profesionales vinculados con la salud.

Toronto es sede de cinco de las seis mayores entidades crediticias de Canadá, entre ellas Toronto-Dominion Bank y Royal Bank of Canada, así como Manulife Financial y Sun Life Financial, dos de las tres mayores compañías de seguros del país.