La reina Isabel II de Inglaterra; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos; y el secretario de Estado Comercio de EE UU, Wilbur Ross.

El Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) ha destapado este domingo la que es ya considerada como la mayor filtración de documentos relacionados con paraísos fiscales de la historia. La lista de nombres en los llamados Paradise Papers es interminable, e incluye a jefes de Estado, líderes políticos (más de un centenar, de 50 países) empresarios, artistas, deportistas… Entre los más destacados se encuentran la reina Isabel de Inglaterra; el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos; el secretario de Estado Comercio de EE UU, Wilbur Ross; Stephen Bronfman, amigo íntimo del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y recaudador de fondos para el Partido Liberal durante la última campaña electoral; el excanciller alemán Gerhard Schröder; el ministro de Finanzas de Argentina, Luis Caputo; Noor de Jordania; el ministro de Finanzas de Brasil, Henrique de Campos Meirelles; Bono; Madonna…

La filtración, bastante mayor que la anterior, los conocidos como Panama Papers, es el resultado del trabajo de investigación llevado a cabo durante un año por más de 380 periodistas en 67 países, liderados por un equipo del diario alemán Süddeutsche Zeitung, y con la colaboración de medios como The New York Times, la BBC, The Guardian, Le Monde, La Nación, La Sexta o el El Confidencial. De los 13,4 millones de archivos filtrados (1,4 terabytes de datos, relativos a 19 paraísos fiscales), un total de siete millones provienen de la firma jurídica Appleby, que opera en las Islas Caimán y en Bermuda, entre otros paraísos fiscales.

En lo que respecta a Canadá, lo más remarcable es el caso de Stephen Bronfman, a quien en 2015 el ahora primer ministro, Justin Trudeau, nombró recaudador de fondos de campaña para el Partido Liberal. Los documentos demuestran los negocios offshore entre Broffman y su padrino, Leo Kolber, también muy cercano a los Trudeau (el padre del primer ministro, Pierre, lo nombró incluso senador; y era conocido como The Bagman, por su capacidad de recaudación).

Entre los fideicomisos de Bronfman y Kolber se realizaron préstamos y, algunos de ellos, a interés cero. Según una investigación encabezada por la cadena pública canadiense, CBC, los documentos sugieren que la compañía de inversión privada de Bronfman, Clarigde, ayudó durante un cuarto de siglo a mover millones de dólares a entidades de la familia Kolber, evitando así pagar impuestos en Canadá, Estados Unidos e Israel.

Los gastos de la reina

En cuanto a la reina Isabel II, la jefa del Estado posee una cuenta para gastos personales, consistente en un ingreso privado que proviene principalmente del ducado de Lancaster, formado por tierras, propiedades y activos que pertenecen a la monarca. De acuerdo con los papeles filtrados, el ducado invirtió 7,5 millones de dólares en la sociedad Dover Street VI Cayman Fund LP en 2005. El fondo invirtió a su vez en una empresa de desarrollo de tecnología de huellas dactilares para teléfonos móviles, así como en compañías farmacéuticas y de alta tecnología.

Según la filtración, en junio de 2008, el ducado de Lancaster recibió alrededor de 360.000 dólares de esa inversión que había hecho tres años antes. Además, entre 2004 y 2010, el ducado también habría invertido en otra sociedad, Jubilee Absolute Return Fund, con sede en Bermudas. Estas inversiones offshore de la reina de Inglaterra no se han recogido en los informes anuales del ducado (la monarca no está obligada a revelar los detalles de su riqueza personal).

Los documentos procedentes de Appleby contienen los nombres de más de 3.000 ciudadanos y empresas canadienses, incluyendo cientos de compañías, individuos, abogados, contables y particulares con herencias depositadas en cuentas offshore de Bermuda y las Islas Caimán. Canadá es el cuarto país con más presencia en los Paradise Papers, por detrás de Estados Unidos, el Reino Unido y China, y sin contar Hong Kong ni los territorios de Bermuda y las Islas Caimán.

Además del recaudador de campaña de Trudeau y de la propia reina, tres ex primeros ministros canadienses tienen algún tipo de conexión con paraísos fiscales, según revelan los documentos filtrados, informa la CBC. La gran empresa naviera de Paul Martin (ahora en manos de sus hijos) es uno de los principales clientes de Appleby; Brian Mulroney pertenecía al consejo de administración de Said Holdings, dirigida por el billonario de origen sirio Wafic Said (recordado por su papel esencial en el mayor contrato de venta de armas de la historia del Reino Unido); y Jean Chrétien presionó para que saliera adelante una empresa petrolera llamada Madagascar Oil.

Las sociedades de Santos y Caputo

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aparece, por su parte, como director de dos sociedades offshore afincadas en Barbados, otro refugio fiscal en el Caribe. En Nova Holding Company ocupó el cargo de director en el año 2000, y en los registros de Global Tuition & Education Insurance Corp. consta como asimismo director. Santos dirigió Global Tuition & Education y, después, el cargo quedó en manos, entre otros, de la familia de César Gaviria, expresidente de Colombia.

Santos asegura que se unió a la compañía Global Tuition & Education por sus fines educativos, para ayudar a financiar los estudios a las familias con menos recursos. Además, afirma que él nunca invirtió en la empresa y que tampoco fue accionista.

En Argentina, entre tanto, aparece como relacionado el actual ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien fue administrador de la sociedad Noctua Partners, un fondo de inversión de Miami con ramificaciones en Delaware y las Islas Caimán. Además, y según detalla El Confidencial, hasta que tomó posesión de su cargo público también era el director de Alto Global Fund, un fondo dedicado inversiones de alto riesgo.

Los documentos de Appleby revelados por los Paradise Papers muestran que Caputo registró Alto Global Fund en las Islas Caimán el 3 de julio de 2009. En esos mismo documentos se califica al fondo de “muy rentable”. Preguntado por el diario argentino La Nación, medio que colabora en la investigación, sobre sus vinculaciones offshore, Caputo señaló que una vez entró a formar parte del Gobierno de Argentina se deshizo de sus participaciones en la sociedad y en el fondo. Además, afirmó que las rentas que recibió de Goblal Fund las declaró al fisco argentino.

Numerosos empresarios y empresas de México aparecen mencionados asimismo en los Paradise Papers, incluyendo desde el magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim, al ya fallecido líder de la Confederación de los Trabajadores de México (CTM), Joaquín Gamboa Pascoe. El caso de Gamboa Pascoe es uno de los destacados por el semanario Proceso, uno de los socios del ICIJ en México. Según esta publicación, el sindicalista incorporó en 1982 dos estructuras en las Islas Caimán y en Bahamas que “llegaron a tener cerca de 19 millones de dólares”.

El entorno de Trump… y Putin

Otra de las grandes revelaciones de los Paradise Papers hace referencia al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur L. Ross Jr. Los papeles muestran que posee una participación en una empresa naviera que ha recibido, desde el año 2014, 68 millones de dólares de una compañía cuyos principales dueños incluyen el yerno del presidente ruso, Vladimir Putin, y a un magnate ruso sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por ser miembro del círculo de allegados a Putin.

Ross, inversor millonario de capital privado, vendió la mayor parte de los activos de su empresa antes de unirse al gabinete del presidente Donald Trump en febrero, pero mantuvo una participación en la compañía naviera Navigator Holdings Ltd., establecida en las Islas Marshall en el Pacífico Sur. Entre los principales clientes está SIBUR (sede en Moscú), uno de cuyos hombres clave es Kirill Shamalov, casado con la hija menor de Putin. Otro de los principales clientes de Navigator es PDVSA, la petrolera estatal venezolana.

Por su parte, Rex Tillerson, actual secretario de Estado del Gobierno de Trump, cargo al que llegó tras una larga trayectoria en el gigante del petróleo Exxon Mobile, ha sido director de Marib Upstream Services, una compañía de Bermudas creada para trabajar en el sector energético de Yemen. De acuerdo con la base de datos de clientes, estuvo en el cargo solo un año, entre 1997 y 1998.

Los paraísos fiscales

  • ¿Qué es un paraíso fiscal? Se conoce como paraíso fiscal a aquel territorio o estado que aplica un régimen tributario especialmente favorable a los ciudadanos y empresas no residentes en el mismo, y que se domicilian a efectos legales en él. Estas ventajas suelen consistir en una exención total o en una reducción muy significativa en el pago de los principales impuestos.
  • ¿Cuántos paraísos fiscales hay? No existe una lista oficial, porque cada país tiende a elaborar la suya propia. Habitualmente se toma como referencia la que publica la OCDE, que cambia de año en año, en función de si mejora o no la colaboración de los territorios incluidos. Por otro lado, existe un doble rasero a la hora de actuar contra los paraísos fiscales. La UE, por ejemplo, cargó recientemente contra Chipre por su condición de paraíso fiscal, pero no lo ha hecho contra Luxemburgo o contra muchos territorios británicos de ultramar que también son considerados paraísos fiscales.
  • ¿Es delito tener dinero en un paraíso fiscal? Depende de la legislación de cada país, pero, en principio, no. Sí lo es no tributar por ese dinero. Cuando se presenta la declaración de limpuestos, odos los países suele haber un apartado en el que se deben declarar los ingresos obtenidos en el exterior. Si se quiere actuar con legalidad, se declaran estos ingresos, que a su vez habrán tributado en el país donde estén y, gracias a una serie de convenios para evitar la doble imposición internacional, lo pagado en el exterior se descuenta en el propio país. Quienes tienen dinero en los paraísos fiscales, donde la tributación es simbólica, suelen ocultar la existencia de estas cuentas.

Más información y fuentes:
Paradise Papers: Trump-Russia links and piggy banks of the 1 percent exposed (ICIJ)
Paradise Papers – The Shadowy World of Big Money (Süddeutsche Zeitung)
Paradise Papers: Los trucos fiscales de las grandes fortunas (El Confidencial)
Paradise Papers leak reveals secrets of the world elite’s hidden wealth (The Guardian)
Trudeau’s chief fundraiser linked to Cayman Islands tax scheme (CBC)
Huge offshore data leak reveals financial secrets of global elites — from the Queen to former PMs (CBC)
Luis Caputo estuvo vinculado a un entramado de fondos offshore (La Nación)
Un ministro argentino, el presidente de Colombia, empresarios mexicanos y más: las principales revelaciones sobre América Latina en los Paradise Papers (BBC)

  • Latest Posts
Miguel Máiquez Administrator


@ miguelmaiquez.com
🖂 Contactar

Journalist, Lattin Magazine editorial board member, and currently web editor at the Spanish newspaper 20 Minutos, where he also served as Chief Editor and continues to contribute in-depth analysis of mainly international current affairs. He started his career —more than 25 years working as a journalist, editor and writer— at La Opinión de Murcia, and has also worked, among other media, at the Canadian newspaper El Popular. He runs a blog about the Middle East, and another blog with fiction stories. He is also a translator and a Spanish language teacher. In Toronto since 2007, he colaborates as a media advisor with several organizations in the Latin American community.

follow me

Periodista, miembro del equipo editorial de Lattin Magazine y actual editor web en el periódico español 20 Minutos, en el que fue redactor jefe. Comenzó su carrera profesional en el diario La Opinión de Murcia y ha trabajado también, entre otros medios, en el canadiense El Popular. Mantiene una sección dedicada al análisis en profundidad de temas de actualidad, y publica asimismo un blog sobre Oriente Medio y otro con relatos de ficción. Es, además, traductor y profesor de español. Desde hace diez años reside en Toronto, donde colabora, en el ámbito de la comunicación, con diversas organizaciones de la comunidad latinoamericana.