Pocas veces se ve al gobernante de un país llorando ante las cámaras de televisión. Incluso si el gobernante es Justin Trudeau, alguien que no tiene muchos problemas para mostrar su lado más emocional. Pero eso es precisamente lo que pasó en la mañana del 18 de octubre cuando se supo la anunciada muerte de Gord Downie, el cantante del grupo canadiense The Tragically Hip.

Y junto con Trudeau, muchos otros en Canadá, entre ellos artistas de origen latinoamericano, lloraron la desaparición de un cantante que durante décadas contó historias del país norteamericano y que, especialmente en los últimos años, se convirtió en la voz de su conciencia.

“Durante casi cinco décadas, Gord Downie descubrió y contó las historias de Canadá. Fue el líder de una de las bandas más icónicas de Canadá, una estrella del rock, artista y poeta cuyas letras evocadoras llegaron a definir un país”, declaró Trudeau en un comunicado tras su muerte.

Ante las cámaras de televisión, sin guión que leer y con las lágrimas en los ojos, Trudeau sentenció que “somos menos país sin Gord Downie”.

Hay cantantes y poetas que han materializado como pocos la esencia de un país. Es algo de lo que los países de América Latina saben mucho. Normalmente esos artistas, y sus obras, toman una dimensión épica en momentos de crisis social o política porque su arte sirve para inspirar, activar, mover y sostener a la población.

Downie hizo lo mismo, como señala el profesor de Lengua y Literatura Inglesa de la Universidad Queen’s Robert Morrison, al escribir que el cantante fue “una persona que nos consolidó, nos empujó, nos ilusionó, nos enseñó y nos inspiró”. Pero Downie fue capaz de hacer todo eso en un país en paz, aparentemente con conflictos sociales menores y un mundo político que para los estándares mundiales es francamente aburrido.


Foto: The Tragically Hip

Guillermo Subauste, productor y músico peruano que conoció personalmente a Downie, explicó a Lattin que el fallecido cantante es uno de los mejores exponentes de lo que es ser canadiense.

“Tuve la suerte de en mi cuarto año en Toronto, mientras trabajaba en Revolution Recording como ingeniero de sonido, de recibir los tapes de Fully Completely, un álbum que debía ser remasterizado. Siendo peruano y no habiendo crecido en Canadá, no sabía mucho sobre esta banda, pero rápidamente me di cuenta de lo importante que son para la cultura canadiense”, explicó Subauste.

“Ese mismo año tuve la suerte de trabajar como sonido en vivo con la banda The Sadies, junto con Gord. Pudimos trabajar en un álbum en conjunto que fue muy divertido hacer. Luego salimos de gira a través de Canadá y Estados Unidos. Para él era una experiencia distinta, ya que con The Tragically Hip, las giras eran en tour-buses, en vez de vans. Así que los 8 viajeros terminamos yendo a todos los rincones de Canadá”, continuó el músico peruano.

“La experiencia que siempre tendré conmigo, fue en Atlin, Columbia Británica, donde nos ofrecieron ir en un helicóptero sobre los glaciares. Lamentablemente era a la misma hora que la final entre Alemania y Argentina en el Mundial del 2014. Así que Gord y yo terminamos yendo al aeropuerto temprano (en vez de ir al glaciar) solo para ver la final en la salita de espera”.

“Gord tuvo un alma grandísimima y lo considero uno de los mejores representes de lo que significa ser canadiense. Gracias otra vez amigo”, terminó señalando Subauste.

La cantante de origen español Laura Fernández reconoció a Lattin que Downie fue una inspiración.

“Para mi Gord Downie fue una inspiración como poeta, como cantante y como compatriota. Sus poemas celebran lo que es ser canadiense. Sus actuaciones lo que es el transcender el momento para crear algo eterno que nos cambia fundamentalmente. Era mucho más que lo que se espera de una estrella de música. Yo creo que todos estábamos orgullosos de tenerlo entre nosotros como un compañero canadiense. Expresaba con gracia y aplomo el espíritu canadiense”, dijo.

“Mi padre también murió de un tumor de cerebro bien joven así que estoy hoy el doble de triste y siendo yo también cantautora sigo estando inspirada por la obra que ha dejado con nosotros. Descanse en paz Gord Downie, bien hecho”, concluyó Fernández.

La también cantante Amanda Martínez, mexicano-canadiense, coincide en el valor inspiracional de Downie.

“Gord Downie para mi es un inspiración no solamente por su música, que fue una parte importante de mi juventud, sino también como ser humano canadiense. Admiro cómo supo aprovechar su fama para educar al público en su misión de apoyar los derechos humanos de las personas indígenas. Recuerdo que estaba en el parque Algonquin con mi familia escuchando su concierto el año pasado en CBC y pudimos escuchar la misma música por todo el lago como si estuviera uniendo a todo Canadá”.


Tras conocer que sufría un cáncer cerebral incurable, Downie convirtió su sentencia de muerte en un acto más de reconciliación e inspiración. Downie, que siempre había expresado su preocupación por causas sociales, emprendió un camino de defensa de la causa de los indígenas canadienses.

Downie prestó los últimos instantes de su poderosa voz a esa causa en un momento en el que el país está empezando a reconocer los abusos cometidos contra su población indígena. Su última obra fue “Secret Path”, un álbum dedicado a Chanie Wenjack, un niño indígena que murió en 1966 a los 12 años de edad cuando intentó escapar de la residencia escolar a la que había sido condenado.

El jefe indígena Alvin Fiddler, ha declarado que “a menudo, Gord decía que estaba impactado por esa historia y que no podía dejar de pensar en ella. Quería que su misión fuese compartir esa historia con el resto del país”.

Downie lo consiguió. Con “Secret Path” Downie concentró el resto de sus fuerzas en una de esas innumerables historias trágicas que han quedado enterradas con el paso del tiempo y conectó el sufrimiento de los decenas de miles de Wenjacks de la historia de Canadá con los actuales ciudadanos del país.

Como señaló Steven Page, el que fuera cantante del grupo Barenaked Ladies, “tomó la tragedia personal de su propia enfermedad y la utilizó de la forma más admirable y de una forma que creo que está ayudando a Canadá y los canadienses ha avanzar hacia nuestro próximo siglo, en una manera que nunca he visto hacer a ningún otro artista”.

  • Latest Posts
Julio César Rivas Administrator


@ xquadramedia.com
🖂 Contactar

Over the last 30 years, Julio Cesar Rivas has worked as a foreign correspondent, photographer, and videographer in South America, Central America, North America and Europe, covering the civil wars in El Salvador and Guatemala, the Zapatista uprising in Mexico, the coup d’Etat against Jean-Bertrand Aristide in Haiti or Fidel Castro’s death in Cuba. Julio Cesar has also covered several presidential elections in United States. Currently, Julio Cesar works as Agencia EFE’s correspondent in Canada and lives in Toronto with his wife and two children. His articles in Lattin Magazine reflect his own point of view.

follow me

Julio César Rivas es un periodista que ha trabajado durante los últimos 30 años como corresponsal en el extranjero, fotógrafo y videógrafo en Centroamérica, Norteamérica y Europa. Durante su carrera, ha cubierto eventos como el fin de los conflictos armados en Guatemala y El Salvador, el levantamiento zapatista en México, el golpe de Estado contra Jean-Bertrand Aristide en Haití o la muerte de Fidel Castro en Cuba. También ha cubierto varias de las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos, incluida la histórica elección de Barack Obama. Julio César es el corresponsal de la Agencia EFE en Canadá desde hace 20 años y vive en Toronto junto con su esposa y dos hijos. Los artículos de Julio César en Lattin Magazine representan su punto de vista personal.