Scotiabank es el principal banco canadiense que opera en América Latina, con especial presencia en México. Foto: ScotiaBank

El ministro de Finanzas de Canadá, Bill Morneau, ha viajado este jueves a México para reunirse con su homólogo José Antonio Meade y con representantes del sector financiero y regulatorio. Igualmente ha pronunciado la conferencia “Canada and Mexico: Partners in Prosperity”, ante líderes empresariales de ambos países, en un acto organizado por la Cámara de Comercio Canadá-México, que estos días cumple su 35 aniversario. En su conferencia Morneau no ha evitado hablar del trascendental momento que atraviesa el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), inmerso en un proceso de renegociación del que todavía se desconoce su final. El ministro canadiense ha sido catagórico: “el TLCAN ha sido una extraordinaria historia de éxito”. El viaje a México del ministro canadiense se produce una semana antes de que comience en Ottawa la tercera ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en la que se esperan anuncios importantes.

Los analistas han interpretado esta visita como una declaración pública del gobierno canadiense de su compromiso con México en las duras negociaciones ante Estados Unidos. En las últimas semanas se han publicado numerosos informes que sostienen la importancia de la relación económica y comercial entre ambos países.

Momento del almuerzo, celebrado esta mañana, del ministro de Finanzas de Canadá Bill Morneau (centro de la foto), con su homólogo mexicano José Antonio Meade (ida.), y las delegaciones de ambos países. Foto: Embajada de Canadá en México”

“La apuesta de las empresas canadienses que están en México es a largo plazo. Por ello, ante un escenario extremo en el que Estados Unidos se saliera del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sus inversiones seguirán”, ha asegurado Armando Ortega, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá en México (CanCham). Esta organización está formada por cerca de 300 empresas de sectores como el minero, manufacturas, financiero, seguros, aeroespacial, servicios y muchos otros.

“Hay una confianza en que más allá de lo que suceda en esas renegociaciones (del acuerdo), en donde está imperando la incertidumbre con nuestro socio Estados Unidos, lo que no hay es ninguna incertidumbre en la relación bilateral México-Canadá”, ha afirmado Armando Ortega. No en vano, más de 100.000 empleos directos y otros tantos indirectos son generados por las empresas canadienses que operan en México, según los datos que maneja la Cámara de Comercio de Canadá en México

Estas cifras revelan el cada vez mayor peso e influencia de las inversiones canadienses en la economía mexicana, no en vano Canadá es el segundo socio comercial y una de sus principales fuentes de inversión extranjera directa. Export Development Canada (EDC), que tiene abierta una oficina en México desde el año 2000, ha identificado a México como un mercado prioritario que ofrece grandes expectativas de crecimiento debido a las perspectivas demográficas y económicas de México.

México y Canadá ocupan el tercer lugar entre sus respectivos socios comerciales y el comercio bilateral de bienes superó los 37.800 millones en 2015.

La inversión canadiense directa en México alcanzó los 14.800 millones (existencias) en en el mismo ejercicio, un flujo que proviene de la importante cantidad de empresas canadienses que han generado vínculos comerciales, de negocios y de inversiones en México en los últimos años.

Hay sectores clave en esta expansión como el minero: el 74% de las concesiones de exploración minera en México se encuentra en manos de empresas canadienses. Otros sectores como el aeroespacial, automoción, construcción, petróleo y gas, telecomunicaciones y productos químicos han experimentado un importante desarrollo en territorio mexicano, lo que ha contribuido de manera definitiva a reforzar los lazos económicos entre ambos países. Estas relaciones se ven consolidadas además cada año con otras actividades de gran importancia económica: casi 2 millones de canadienses viajan a México cada año, ya sea por negocios o por placer, y un número importante de canadienses han adquirido propiedades en México, fundamentalmente jubilados que buscan un clima más agradable para disfrutar de su retiro. Los intercambios y la cooperación en el ámbito académico son igualmente importantes, materializados en más de 400 acuerdos firmados entre universidades e instituciones de educación superior.

¿Pero cuáles son las empresas canadienses que lideran este desembarco económico en México? Desde hace ya varios años hay cuatro grandes compañías que destacan por la magnitud de su inversión, la importancia de su actividad y el número de empleos que genera en territorio mexicano.

Magna International

Foto: Magna International

Magna es el mayor fabricante de componentes para el automóvil de Canadá y una de las compañías canadienses con mayor presencia operativa en el extranjero. De hecho es la compañía de origen canadiense que más puestos de trabajo genera en México, cerca de 28.000 en la actualidad. Cuenta con más de 30 plantas de manufactura y dos oficinas de ingeniería, productos y ventas en siete estados del país: Sonora, Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí, Guanajuato, el Estado de México y Puebla. Su crecimiento y presencia en México han sido constantes en los últimos años: en 2011 anunció una inversión de 100 millones de dólares en San Luis Potosí y en 2013 inauguró dos nuevas plantas en Coahuila. En 2015 decidió abrir una nueva planta en Querétaro con una inversión de 135 millones de dólares y la creación de más de 600 puestos de trabajo.

Scotiabank

La subsidiaria en México del grupo de servicios financiero globales The Bank of Nova Scotia (Scotiabank), es una de las instituciones financieras con mayor presencia en el país. Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) es la sexta institución más grande del país por el valor de su cartera de crédito. Scotiabank tiene en la actualidad más de con 13.000 empleados entre el banco, casa de bolsa, su operadora de fondos de inversión, la firma Crédito Familiar y Servicios Corporativos Scotia. Enrique Zorrilla, director general de Scotiabank para México, anunció recientemente que su compañía sigue manteniendo, pese a las incertidumbres vinculadas al incierto futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, sus planes de desarrollo en el país. Para 2020 el banco canadiense triplicará el número de nuevos clientes en México a través de la transformación digital que ha emprendido la compañía, con lo cual podría sumar 900,000 nuevos usuarios a su cartera.

Goldcorp

Goldcorp es una de las principales compañías mineras en México. En la actualidad la canadiense explota la mina Peñasquito en Zacatecas, que es considerada el principal yacimiento del metal precioso en el país y uno de los más importantes del mundo. Produce alrededor de 400.000 onzas de oro al año, además de plata, plomo y zinc. La minera canadiense genera aproximadamente una media de 6.000 puestos de trabajo al año. Los activos de operación de Goldcorp incluyen cuatro minas en Canadá, tres minas en México y cuatro más en Centro y Sudamérica. Goldcorp también tiene una cartera de proyectos, incluyendo el proyecto Cochenour en Ontario, Canadá y el proyecto El Morro en Chile.

Bombardier

Foto: Bombardier.

Bombardier opera desde hace casi veinticinco años en México a través de varias vías de negocio y sus dos factorías en Ciudad Sahagún y Querétaro, aunque su primer contrato en el país se remonta a 1981, cuando firmó un pedido de 180 vagones de metro para la Ciudad de México. Sus actividades se segmentan fundamentalmente en el área de transporte (ferrocarril), y la industria aeroespacial. De hecho, la compañía canadiense ha sido pieza fundamental para desarrollar el clúster aeronáutico en la ciudad de Querétaro. En 1992 adquirió la Constructora Nacional de Carros de Ferrocarril (Concarril) y se estableció en Ciudad Sahagún, estado de Hidalgo, en donde construyó trenes para el Metro de Monterrey y el Sistema de Tren Eléctrico Urbano de Guadalajara. Genera cerca de 5.000 empleos en México.