Canadá y México atraviesan un dulce momento en sus relaciones políticas, comerciales y culturales. El levantamiento de la imposición de visado por parte del gobierno canadiense a los mexicanos que quieren entrar al país, ha provocado un incremento inmediato de los vuelos turísticos a Canadá y la generación de nuevas expectativas de negocio. El comercio bilateral entre ambos países es nueve veces mayor que en 1994 (año de entrada en vigor del TLCAN), y en el primer semestre de 2016 las exportaciones mexicanas a Canadá crecieron un 6,8%, alcanzando los 2.985 millones de dólares, principalmente en sectores relacionados con la aeronáutica y automoción. La inversión mexicana directa en Canadá ascendió en 2015 a 1.400 millones de dólares mientras que la inversión canadiense directa en México superó los 14.800 millones de dólares. En conjunto, la balanza comercial muestra una tendencia favorable a México por 1.533 millones de dólares. Los dos países ocupan el tercer lugar entre sus respectivos socios comerciales. México es el tercer socio comercial más importante para Canadá, después de Estados Unidos y China.

Las principales materias y productos que México exporta a Canadá corresponden a maquinaria y aparatos mecánicos, grabadoras de sonido y reproductoras, equipos electrónicos y accesorios para equipos de sonido. Los productos vegetales mexicanos, cada vez mas presentes en los supermercados son en su mayoría plantas, árboles, bulbos, raíces, flores, aceites comestibles, frutas y cítricos, café, especias, cereales, plantas medicinales y frutas oleaginosas. Este cambio en las estanterías de los comercios canadienses es una de las consecuencias más visibles del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor en 1994 y que ahora está sometido a un futuro incierto tras la amenaza del presidente de los Estados Unidos Donald Trump, de renegociar algunos de sus puntos más relevantes. Pese a ello, los analistas consideran que las relaciones comerciales entre ambos países van a seguir creciendo en los próximos años y que muchas empresas mexicanas, ante la inseguridad jurídica en Estados Unidos, van a optar por dirigir su mirada hacia Canadá, un país que ofrece precisamente seguridad jurídica, bajos impuestos, estabilidad política, gran capacidad tecnológica y un ambiente “friendly” para los negocios y el emprendimiento.

De momento la presencia de grandes empresas mexicanas en Canadá sigue siendo escasa en comparación con los Estados Unidos, pero hay evidentes síntomas de cambio de tendencia que quedaron ya constatados en 2014 cuando la mexicana Bimbo, la empresa panificadora más grande del planeta, adquirió Canada Bread y Vachon, emblemáticas compañías dentro del sector alimenticio canadiense. Junto a Bimbo, estas son las compañías mexicanas más importantes que operan en la actualidad en Canadá.

Bimbo

El Grupo Bimbo, la empresa panificadora más grande del planeta, con presencia en 20 países, irrumpió en el mercado canadiense en 2014 con la adquisición de Canada Bread y Vachon por 1.830 millones de dólares canadienses. Bimbo, además de su presencia internacional en distintos países, cuenta con el 71.5% de todas sus plantas ubicadas en territorios más allá de las fronteras de México, mientras que 61% de sus ingresos proviene de los países internacionales en los que opera, como Chile, España, Portugal o China. Su presidente en Canadá, Alejandro Pintado, señala que esta adquisición se enmarca en una estrategia de crecimiento que “complementa nuestra huella de presencia de marca, producción y distribución en el continente norteamericano¨.

Alfa

Alfa es un conglomerado industrial mexicano propietario del mayor productor independiente de aluminio para componentes del sector del automóvil del mundo, y uno de los mayores productores mundiales de poliéster. Alfa controla además un importante paquete accionarial de la petrolera canadiense Pacific Rubiales. Nemak, la división de componentes de aluminio de alto nivel del Grupo Alfa, posee una planta en Windsor (Ontario). Con sede en Monterrey, cuenta con operaciones en 17 países y con la mitad de sus plantas fuera del país. De hecho, el 61.5% de sus ingresos proviene de sus operaciones internacionales.

Grupo México

Es el grupo minero más grande de México y participa activamente en Norteamérica a través de sus subsidiarias Southern Copper Corporation y ASARCO, ambas con intereses en el pujante sector minero canadiense. Precisamente en los últimos días la jefa de Desarrollo de Negocios Globales en Energía de la Bolsa de Valores de Toronto (Toronto Stock Exchange/ TSX), Mónica Rovers, ha declarado que el mercado bursátil canadiense puede ser una fuente alterna de financiamiento para empresas mexicanas del sector energético que buscan capital para expandir sus operaciones. El mercado de valores canadiense es uno de los más activos en términos de inversión y financiamiento para empresas energéticas y referencia mundial para el sector minero. Tan sólo el año pasado recaudó más de 10,700 millones de dólares de capital en este nicho.

Industrias CH


Industrias CH es una compañía dedicada a la fabricación de productos de acero y cuenta con plantas en México, Estados Unidos y Canadá, en concreto en Hamilton, Ontario. Sus principales líneas de producción, también a través de sus empresas subsidiarias, son aceros especiales, tuberías con costura, perfiles comerciales, perfiles estructurales y varilla. La compañía presta servicios a industrias como la automoción, la construcción, la minería, la energía, la fabricación, herramientas de mano, equipos de obras y la industria aeroespacial, todos ellos sectores clave en el modelo productivo canadiense.