Los vuelos entre México y Canadá se han incrementado exponencialmente desde principios de 2017.

El mes de marzo registró otro aumento en el número de mexicanos que buscan asilo en Canadá con 110 nuevos reclamos, según las nuevas cifras publicadas por la Junta de Inmigración y Refugiados (IRB). Se han registrado 266 solicitudes de asilo de México sólo en los primeros tres meses del año, en comparación con las 241 reclamaciones presentadas durante todo el año 2016.

El pasado diciembre el gobierno liberal levantó el requisito para que los mexicanos tuvieran que solicitar una visa antes de viajar a Canadá. Esta medida fue impuesta por el anterior gobierno conservador de Stephen Harper en 2009, tras registrarse un formidable incremento en las solicitudes de refugiados procedentes de México.

Una de las condiciones que impuso el gabinete de Trudeau al mexicano para levantar la imposición de la visa, fundamentalmente debido a las presiones de los funcionarios de aduanas y fronteras, fue que si las solicitudes de asilo alcanzaban cierto nivel (3.500 solicitudes anuales), la visa podría ser reintegrada. El actual nivel de solicitudes está muy por debajo de ese umbral pero los expertos hablan de una tendencia de crecimiento en los próximos meses que puede superar los límites. En 2008, un año antes de la introducción del visado, se presentaron 9.300 solicitudes de asilo de mexicanos, lo que representó casi una cuarta parte de todas las reclamaciones recibidas ese año por Canadá. La mayoría de solicitudes de refugiados estaban relacionados con las sangrientas guerras de los carteles de la droga en México.

Las demandas se desplomaron al año siguiente y continuaron cayendo; en los primeros tres meses de 2016 se registraron tan solo 11 reclamaciones en enero, cuatro en febrero y 11 en marzo. El coste de levantar la imposición de la visa se ha fijado en 261.9 millones en los próximos diez años. El gobierno federal considera que esa cantidad se compensará con el incremento del turismo y de las relaciones comerciales entre ambos países.

De hecho, desde que se anunciara el levantamiento de la visa en junio del pasado año el turismo mexicano a Canadá ha subido vertiginosamente, aumentando un 16%, de acuerdo con ForwardKeys, una empresa de predicción de tendencia de viajes. Cuando los viajes sin visados entraron en vigor en diciembre, los visitantes mexicanos aumentaron un 82%, informó la revista Forbes. Los vuelos entre los dos países han aumentado, aunque algunos proveedores de servicios de inmigración señalan que esos incfrementos llevan al correspondiente aumento de las solicitudes de asilo al resultar más fácil llegar a Canadá desde México.