El objetivo del informe es analizar cómo las tendencias tecnológicas como la automatización, la inteligencia artificial y el sofisticado software afectarán el futuro del trabajo, específicamente para los jóvenes.

Un informe Instituto Brookfield para la Innovación y el Emprendimiento, en asociación con RBC, asegura que los jóvenes canadienses deberán prepararse con un conjunto más amplio de habilidades técnicas y académicas para ser competitivos en un mercado laboral sometido a grandes y rápidos cambios.

El documento Preparación de los jóvenes canadienses para el futuro del trabajo proporciona información de varios estudios e investigaciones, entre ellos el estudio del Brookfield Institute sobre el impacto de la automatización en el futuro del empleo en Canadá.

El objetivo del informe es analizar cómo las tendencias tecnológicas como la automatización, la inteligencia artificial y el sofisticado software afectarán el futuro del trabajo, específicamente para los jóvenes.

Ha habido muchas conversaciones a nivel de base e institucional sobre el impacto de la inteligencia artificial en las empresas y las implicaciones que tendrá la automatización en el mercado laboral canadiense. En un foro de la incubadora con base en Toronto DMZ celebrado el pasado mes de diciembre, se abordó a fondo este desafío, centrado en cómo los trabajos en sectores como el apoyo de oficina y la administración general, ventas y transporte están en un alto riesgo de ser automatizados, lo que sugiere una necesidad crítica de prepararse para los cambios que la automatización va a introducir en la mano de obra.

El informe del Brookfield Institute enfatiza que entre los que necesitan prepararse para estos cambios la mayoría son jóvenes de Canadá. El informe afirma que los jóvenes de 15 a 24 años son uno de los segmentos de la población que tiene más probabilidades de experimentar cambios en los roles laborales y demanda de habilidades debido a la automatización. Este grupo constituye casi el 20 por ciento de los empleados que tienen un alto riesgo de sufrir el impacto de la automatización.

El informe explica que los puestos de trabajo de base (generalmente en manos de los trabajadores más jóvenes que acaban de acceder al mercado laboral), a menudo están sometidos a un alto riesgo de ser perjudicados por la automatización. “Esto es motivo de particular preocupación porque estas posiciones permiten a los jóvenes adquirir las habilidades y la experiencia necesarias para acceder después a los puestos de trabajo mejor remunerados y con menor riesgo”, dice el informe.

Además del creciente impacto de la automatización, el documento revela que los jóvenes canadienses se enfrentan a numerosos desafíos añadidos al acceder al mercado laboral, como el subempleo y o la proliferación cada vez mayor de los trabajos a tiempo parcial y precarios. “Esta es una oportunidad y un reto”, dice el informe. “El trabajo independiente puede proporcionar más flexibilidad y experiencia profesional a los trabajadores altamente calificados, lo que puede, en algunos casos, ayudar a la transición hacia un empleo a tiempo completo, si así lo desean. También significa un aumento de la incertidumbre”.

El informe del Instituto también analiza si los jóvenes se sienten “adecuadamente preparados” para un mercado laboral en constante evolución en Canadá. Aunque el 83% de las universidades y colegios consultados aseguraron que los jóvenes están adecuadamente preparados para los desafíos del mercado laboral, sorprendentemente sólo el 44% de los jóvenes y el 34% de las compañías respaldaron esta opinión.

Esto sugiere una necesidad crítica de preparar mejor a los jóvenes para el cambiante mercado laboral canadiense, tanto a través de programas de educación postsecundaria como de programas de capacitación en el lugar de trabajo. También propone que los diferentes niveles de la administración deben implicarse más para alentar a los jóvenes a involucrarse más en programas cooperativos y en carreras tecnológicas. En el presupuesto de este año, el gobierno federal anunció que invertirá 73 millones de dólares para apoyar nuevas oportunidades de aprendizaje cooperativo e integrado para empresas en campos con alta demanda.

“Dado el conjunto cada vez más complejo de requisitos de cualificación para empleos en toda la economía, no es sorprendente que la educación formal por sí sola no pueda equipar a los jóvenes con todo lo que necesitan para tener éxito”, dice el informe. “Los recién graduados se enfrentan a la paradoja de la necesidad de experiencia para conseguir un trabajo y la necesidad de un trabajo para obtener experiencia. A pesar de poseer habilidades relevantes, a menudo carecen de determinada preparación y de la experiencia de trabajo que buscan los empleadores”.

Para competir por los empleos del futuro, el informe del Instituto indica que la juventud de Canadá necesitará construir un conjunto diverso de habilidades técnicas y blandas incluyendo creatividad, resolución de problemas e inteligencia social, así como habilidades empresariales como gestión de la incertidumbre y asunción de riesgos. Los empleadores también deben desempeñar un papel más importante en la provisión de programas de capacitación relevantes en el lugar de trabajo que complementen la educación post-secundaria, agrega el informe.