El ministro de Inmigración, John McCallum, en un acto de recibimiento a refugiados sirios a principios de año. Foto: Immigration, Refugees and Citizenship Canada

Canadá va a adoptar un nuevo sistema para facilitar la reunificación familiar; se trata de un proceso basado en el sorteo en contraste con el modelo actual que tramitaba las solicitudes por orden de llegada.  El cambio, que entrará en vigor en el nuevo año, está diseñado para hacer que el sistema sea justo para todos los solicitantes, según un comunicado de Immigration, Refugees and Citizenship Canada. Con el modelo vigente el número de aplicaciones superó con creces la cantidad de plazas disponibles, lo que originó un colapso en los procesos de tramitación y las dudas sobre la limpieza de algunos de esos procedimientos. El gobierno admitirá a 20.000 padres y abuelos a Canadá bajo el programa en 2017, el mismo número que este año.

Estamos escuchando lo que los que ya han sido postulantes han querido decir para hacer el proceso más justo para las personas que quieren patrocinar a sus padres o abuelos“, ha señalado a través de un comunicado el ministro de Inmigración John McCallum. Con el nuevo sistema de lotería, el ministro considera que “estamos asegurando que todos puedan acceder al proceso de solicitud dándoles la misma oportunidad de que su nombre sea elegido“.

Entre el 3 de enero y el 2 de febrero de 2017, los ciudadanos canadienses y los residentes permanentes que quieran patrocinar a sus padres o abuelos deberán completar un formulario en línea en el sitio web de IRCC, dentro de un plazo de 30 días. Una vez que la información se tramite correctamente, el posible patrocinador recibirá un número de confirmación. El comunicado de IRCC asegura de manera taxativa que las entradas duplicadas serán eliminadas y advierte de que el hecho de completar el formulario no significa que la persona haya entrado en el proceso de solicitud de patrocinio. De hecho, y ésta es la gran novedad, después de un periodo de 30 días, el IRCC seleccionará al azar a 10,000 personas y las invitará a completar la solicitud para el Programa de Padres y Abuelos. Tendrán 90 días para presentar una solicitud completa.

El IRCC se compromete a informar a todos los que hayan completado el formulario en línea si han sido o no elegidos. Quienes no lo logren podrán acceder nuevamente al mismo proceso en 2018. La semana pasada, McCallum anunció que el gobierno reduciría el tiempo de espera para la reunificación familiar a la mitad, comprometiéndose a completar el proceso en un año. En la actualidad ese proceso tiene un promedio de duración de dos años.

Padres y abuelos de ciudadanos canadienses o residentes permanentes también podrán solicitar una super visa, que les permitirá extender una visita por un periodo nunca superior a los dos años después de la entrada inicial en Canadá. Una visa de entrada múltiple de 10 años permitirá varias visitas de hasta seis meses a la vez. Lo que pretende el gobierno canadiense con el proceso de elección por el sistema de lotería es evitar los colapsos caóticos que se producían en las oficinas de inmigración en las primeras semanas de cada año. La largas colas se extendían durante el día y la noche y muchos acudían a servicios de abogados para cumplimentar sus solicitudes, lo que generaba situaciones de manifiesta desigualdad entre los solicitantes.

No obstante, las modificaciones en el sistema que entrarán en vigor el próximo 1 de enero no afrontan el debate que desde hace tiempo ponen sobre la mesa muchos expertos en inmigración: ¿tiene sentido económico que Canadá siga permitiendo que las personas mayores o jubiladas reciban residencia permanente en un momento en el que existe una mayor presión sobre el sistema de salud y la red de seguridad social del país?