Universidad de Toronto. Foto: XQuadra Media

No todas las universidades canadienses ofrecen las mismas oportunidades de acceso al mercado laboral. Esta evidencia, fácilmente constatable a través de las estadísticas, la vuelve a confirmar el analista universitario QS a través de su informe anual Graduate Employability Ranking. Esta medición evalúa a 300 universidades de todo el mundo a partir de cinco aspectos clave: reputación del empleador, resultados de los ex alumnos, asociaciones de empleadores, conexiones entre empleadores y estudiantes, y finalmente la tasa de empleo de graduados.

En el ámbito mundial el Top5 no genera sorpresa alguna pues desde hace décadas estas universidades se encuentran entre las más reputadas del mundo: Stanford, MIT, Tsinghua, Sydney y Cambridge. Pero lo reseñable es que entre las 100 primeras universidades del mundo hay espacio para las canadienses. La Universidad de Toronto (19), Waterloo (22), McGill (28), la Universidad de Columbia Británica (41), la Universidad de Calgary (81) y la Universidad de Alberta (91) fueron las escuelas que recibieron mejores calificaciones por su capacidad para colocar a los estudiantes en el mercado laboral tras finalizar sus estudios universitarios.

Las escuelas con un fuerte STEM (en sus siglas en ingles: ciencia, tecnología, ingenieria y matemáticas) obtuvieron puntuaciones especialmente altas, al igual que aquellos con programas cooperativos de calidad, asociaciones con empleadores y redes de ex alumnos.