Kellie Leitch es la candidata a sustituir a Stephen Harper al frente del Partido Conservador de Canadá.

La candidata a sustituir a Stephen Harper al frente del Partido Conservador de Canadá, Kellie Leitch, ha desatado una nueva polémica al incluir en una encuesta dirigida a sus seguidores una pregunta sobre si debería investigarse a los potenciales inmigrantes para  saber si tienen ¨valores anticanadienses¨ antes de ser aceptados en el país.

Más allá de la retórica y el acierto o desacierto en el enunciado, lo cierto es que la iniciativa de la diputada y antigua Ministra del Trabajo, ha sido abiertamente criticada desde diversos frentes porque genera un nuevo debate en uno de los terrenos más delicados y complejos de la política federal. Los detractores acusan a Letich de esconder cierta intencionalidad tras la pregunta y de querer impulsar un falso conflicto sobre la inmigración, las políticas de refugiados que promueve el gabinete Trudeau y los procesos de asimilación.

En el largo cuestionario se incluyen otras preguntas que abordan tangencialmente el tema, como si debería permitirse a los inmigrantes retractarse simbólicamente de su juramento de lealtad ante la reina, trámite obligatorio en el proceso de ciudadanía. Recientemente un ciudadano de origen irlandés decidió iniciar un proceso público tras acceder a la ciudadanía canadiense para reivindicar la abolición de este formulismo legal. En el cuestionario se pregunta si se debería seguir apoyando un multiculturalismo que acepta las diferencias de todos.