Las empresas canadienses no están preparadas para la próxima revolución industrial, según señala un estudio de investigación desarrollado desarrollado por IDC en colaboración con el SAP.

Mientras que el 60% de las organizaciones canadienses reconocen la importancia de una estrategia digital, el informe revela que sólo el 17% de estas empresas tiene realmente una estrategia clara en este ámbito.

Además, menos de la mitad está situando la inversión en recursos digitales entre sus prioridades en los planes de desarrollo, tales como software en la nube, herramientas de análisis, seguridad informática y soluciones móviles. Paradójicamente, el 84% de las empresas canadienses está de acuerdo en que “cada negocio es un negocio de tecnología” de alguna manera.

Mientras que el nivel de madurez digital del Canadá está al nivel del de Europa, se encuentra por detrás de los Estados Unidos y regiones de Asia / Pacífico. El informe identifica cinco áreas clave de desarrollo tecnológico en la economía canadiense. Estas incluyen la nube, la seguridad cibernética, la supercomputación, hiperconectividad (avances en la conectividad inalámbrica de alta velocidad), y la economía inteligente.

“La investigación sugiere que hay una falta de comprensión en torno a lo que se necesita para que una empresa llegue a integrarse verdaderamente dentro de la economía digital. Esto ha llevado a la cautela en cuanto a comprometerse a una acción significativa para hacerle frente”, dijo Tony Olvet, vicepresidente del grupo IDC Canadá a través de un comunicado.

“Para que la transformación digital sea un hecho es necesario que haya un entendimiento común del concepto dentro de una empresa y un objetivo compartido para iniciar el cambio. Llegar allí es cuestión de desarrollar y liberar suficiente talento digital para llevar a la empresa a la nueva economía”, continuó.

IDC llegó a descubrir que mientras que los empresarios canadienses tienen un firme entendimiento de la economía digital, sólo un 43% de los encuestados expresó que estaban “pensando en la idea con cautela” en comparación con el 16% que afirmó abrazar la idea y están dispuestos “a la acción”.

Más del 80% de las empresas de Canadá, al menos, han analizado el desarrollo e implementación de una estrategia digital, mientras que el 63% han hecho planes formales para iniciar la transformación digital dentro de sus empresas.

El informe cita a Bell como un líder en la optimización digital, sobre todo por su equipo de logística inversa, que gestiona el proceso de retorno de extremo a extremo para los teléfonos. Bell ha estado utilizando estos datos para determinar el ciclo de vida de un teléfono, así como el análisis predictivo.