El presidente de México, Enrique Peña Nieto, a su llegada a Ottawa. Foto: Presidencia de la República de México

Canadá, México y Estados Unidos firmarán este miércoles un acuerdo medioambiental durante la Cumbre de Líderes de Norteamérica que se celebrará en Ottawa. El pacto comprometerá a los tres países a reducir sus emisiones de metano entre un 40% y un 45 % para 2025.

Este será uno de los resultados más relevantes de la cumbre conocida popularmente como los “Three Amigos”, la primera que los tres líderes norteamericanos celebran desde 2014 y la primera en casi una década que tiene lugar en Canadá. Los máximos mandatarios de América del Norte abordarán también temas relacionados con competitividad económica, energía y cambio climático; cooperación regional y global, y seguridad y defensa.

Estados Unidos y Canadá ya se habían comprometido a esa reducción, pero el acuerdo vinculará por primera vez a México, según informaron funcionarios de la Casa Blanca durante una conferencia telefónica con medios de comunicación. Los acuerdos que los tres líderes norteamericanos, Barack Obama, Enrique Peña Nieto y Justin Trudeau, firmarán durante la cumbre de Ottawa “profundizarán la cooperación” en materia de cambio climático y energía limpia entre los países a “niveles históricos”, añadieron los funcionarios.

Estados Unidos, México y Canadá se comprometerán, por ejemplo, a que el 50 % de la energía eléctrica que se consuma en 2015 en Norteamérica proceda de fuentes limpias.

La Casa Blanca reconoció que estos acuerdos en materia de cambio climático y medio ambiente se alcanzan gracias a la nueva sintonía que existe entre los gobiernos de los tres países. Hay que recordar que el anterior gobierno conservador de Stephen Harper mantuvo notables diferencias con la administración de Barack Obama en materia de política medioambiental. El conflicto por la construcción de un oleoducto que debía trasladar petróleo canadiense al Golfo de México, que Harper defendía y Obama rechazó, fue el punto más crítico de estas divergencias.

“Nos encontramos en un momento de alineamiento en políticas, objetivos y el enfoque en energía limpia entre nuestros tres países es más fuerte de lo que ha sido en décadas”, declaró Brian Deese, el principal asesor sobre cambio climático del presidente Barack Obama.

Mark Feierstein, director para asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de EE UU, también señaló que los tres líderes “pasarán un tiempo significante” de la cumbre tratando sobre temas comerciales y que el brexit “por supuesto estará en la agenda”.

Pero Deese destacó que Obama, Peña Nieto y Trudeau tratarán más temas que los económicos y que aprovecharán para tratar “eventos en Latinoamérica” como el acuerdo de paz firmado por el Gobierno colombiano y el grupo guerrillero de las FARC así como la cooperación en Centroamérica para reducir violencia y los delitos.